El dolor es una sensación localizada en alguna o varias partes de nuestro cuerpo y siempre es una experiencia perceptiva desagradable. El dolor es una vivencia que produce emociones y modifica la relación con nuestro entorno, y que por tanto siempre estará asociada a un amplio número de factores biológicos, psicológicos y sociales. Todos ellos son imprescindibles en un efectivo Tratamiento del Dolor y es uno de las dolencias en las que se especializa nuestro área de Psicología Médica.

Tratamiento del Dolor | Psicólogos Madrid

En el dolor la emociones negativas cumplen una función adaptativa. Si al tener dolor sintiésemos placer o alegría, no nos apresuraríamos a buscar una solución para evitar consecuencias más graves.

En muchos casos cuando sentimos dolor terminamos aceptando que es algo “que nos ha tocado y contra lo que no podemos hacer nada”. Pero hay un tratamiento del dolor, como cualquier otra emoción, tiene distintos componentes sobre los que podemos actuar. Los profesionales de la Psicología tenemos un gran conocimiento sobre los mecanismos del dolor, y una amplia experiencia en la forma de manejarlo y tratarlo.

Tipos de dolor

En función de la duración del dolor
  • Dolor Agudo. Es aquel que comporta una duración limitada en el tiempo y que por lo general, se conoce cual es fuente que lo ha provocado.
  • Dolor Crónico. Cuando la sensación de dolor se hace persistente en el tiempo y el propio síntoma se convierte en un trastorno. No siempre se conocen las causas del mismo. Como consecuencia al dolor crónico la persona muestra alteraciones a nivel emocional (depresión, ansiedad, irritabilidad, etc.). Las personas que padecen dolor crónico están experimentando continuamente emociones desagradables, y algunas de ellas presentan alteraciones del estado de ánimo lo que lleva en muchos casos a consumir fármacos antidepresivos y ansiolíticos, además de la medicación específica para mitigar el dolor. Hoy en día la intervención del profesional de la Psicología es muy eficaz para este tipo de problemas.

Más información en Psicología y Psiquiatría

¿Cómo nos relacionamos con el dolor? | El dolor crónico. Consejos y aspectos psicológicos
En función del origen del dolor
  • Orgánico. El origen del dolor es un trastorno biológico más o menos identificable.
  • Psicógeno. Cuando el origen es psicológico. Esto no significa que la persona se esté imaginando el dolor, sino que las emociones y la conducta tienen un papel fundamental en el origen, mantenimiento o evolución del dolor. En este sentido la ansiedad, depresión o estrés son trastornos que se relacionan de un modo muy directo con la forma en la que percibimos el dolor.

Tratamiento del Dolor

Evaluamos aspectos psicológicos y sociales de los pacientes, y determinamos la necesidad o no de una intervención psicológica.

Ayudamos a tener expectativas positivas respecto al tratamiento, explicando y enseñando a entender la relación entre el dolor y las emociones negativas –ansiedad, depresión e ira–.

Establecemos el tratamiento psicológico más adecuado, teniendo en cuenta que están implicados aspectos de personalidad, emociones, manejo del dolor, conducta asociada al dolor, etc.

En el tratamiento del dolor la intervención psicológica se realiza a tres niveles
  1. A nivel fisiológico se instruye al paciente en técnicas de relajación y respiración.
  2. A nivel cognitivo y afectivo, enseñamos a aceptar el dolor y las distintas emociones asociadas, y se modifican las valoraciones y creencias sobre el dolor.
  3. A nivel conductual se trabaja para modificar las conductas que mantienen el dolor, para incrementan las actividades agradables en el paciente.

El psicólogo o psicóloga fomenta que los pacientes perciban e incrementen el control sobre su dolor, y tomen un papel activo en su recuperación. También interviene en los problemas derivados: en las relaciones personales, problemas de sueño, problemas laborales, etc.

En definitiva el objetivo es lograr normalizar la vida de la persona que siente dolor, para que recupere de nuevo el equilibrio con él mismo y con su entorno personal, familiar y laboral, teniendo en cuenta la extraordinaria interrelación entre Emociones y Salud.


El dolor de cabeza

Entre un 3% y un 5% de la población sufre dolor de cabeza casi a diario.

También llamado cefalea, es un dolor que puede aparecer en la cabeza o cuello. Es el problema por el que más se consulta en atención primaria.

Es muy importante saber que casi todas las cefaleas son funcionales (sobre un 90%), es decir, no existe ninguna alteración orgánica que las produzca. Esto nos orienta hacia la Psicología Clínica en el tratamiento del dolor como solución en la mayor parte de los casos.

Tipos de dolor de cabeza
  • Cefaleas primarias: Migrañas (de origen vascular), cefaleas tensionales (relacionadas con estrés, traumatismo o postural) y cefaleas en brotes.
  • Cefaleas secundarias: cefalea de rebote (causada por consumo excesivo de analgésicos), por causa médica (hipertensión, síndrome premestrual, cualquier proceso gripal, etc.) o por otras posibles causas (Estrés, conflictos emocionales, cambios hormonales, temperatura, alteración de sueño, determinados alimentos, etc.)
Tratamiento del dolor de cabeza

El tratamiento más indicado para los dolores de cabeza son las técnicas de relajación u otras que disminuyan la tensión, y sin embargo lo más habitual es tomar analgésicos.

El estrés psicosocial está en el origen de muchos dolores de cabeza, por lo que también es importante enseñar a la persona los recursos necesarios, para disminuir el foco de la tensión que puede producir el dolor, reducir la ansiedad, etc.

Cuando uno se da cuenta de que puede afrontar el dolor de otra manera, de que se pueden hacer cosas para reducir su intensidad, frecuencia y duración, todo cambia.