La Mediación es una adecuada alternativa a la vía judicial para la resolución de conflictos. La función del mediador, experto en Mediación Familiar, Mediación Laboral o de otra índole, es facilitar que las partes en disputa lleguen a un acuerdo.

El Mediador interviene como un profesional neutral e imparcial que orienta y guía a las partes para que alcancen un acuerdo consensuado que satisfaga suficientemente a todos los implicados.

La Mediación Familiar, la Mediación Laboral y otros ámbitos de actuación

La Mediación es adecuada, prácticamente, a cualquier tipo de conflicto: discrepancias familiares, de pareja, laborales, escolares, sociales y comunitarias. En este sentido los ámbitos de actuación de los mediadores de Psicólogos Madrid Centro Área Humana son: Mediación Familiar, Mediación Laboral, educativa, civil, mercantil, intercultural, penal, de sanidad y de consumo.

En el ámbito familiar es donde los conflictos pueden resultar más intensos a nivel emocional, es por eso que la Mediación Familiar se convierte en una herramienta muy conveniente para resolver tensiones, y evitar llegar a extremos prácticamente irreversibles por haberse dicho o hecho cosas que han producido un intenso dolor y confusión. Este es el caso de un problemas que esta aumentando en el ámbito de la familia, y es el conflicto entre hijos y padres.

Cuando el Mediador es un Psicólogo o Psicóloga, en especial en el ámbito de la Mediación Familiar, el conocimiento que el especialista clínico tiene en el control y regulación emocional, así como en la gestión de la ansiedad o el estrés, hace que se puedan manejar con sensatez y normalidad las situaciones más complejas. Además de saber aplicar tácticas y estrategias que están ya desarrolladas y validadas, por su eficacia para la resolución de conflictos.

Las ventajas de la mediación

  • El cumplimiento de los acuerdos.
  • Resolver el conflicto de manera más rápida y económica que un juicio.
  • Minimizar la ansiedad y malestar emocional asociados a los conflictos.
  • Favorecer la mejora de la relación entre las partes al alcanzar acuerdos: Todos ganamos.

¿Cuál es la duración del proceso de Mediación?

El proceso de mediación suele finalizar con éxito después de 5 a 8 sesiones, realizando una sesión por semana. Aunque cada conflicto tiene su propia naturaleza. Es muy diferente la Mediación Familiar y la Mediación Laboral. Y muy distinto un conflicto que afecta a varias personas, o el que afecta a una empresa, un colectivo o un grupo familiar.