La Terapia sexual es nuestra especialidad en dificultades sexuales tanto de origen psicológico como físico, y que limitan a la persona para disfrutar con plenitud de su sexualidad.

La capacidad de estar abiertos a aceptar y aprender, a observarnos con buenos ojos, a mimarnos, a desear, a excitarnos, y en definitiva el poder desarrollar algo natural como es la propia sexualidad, favorece el acercamiento y la comunicación en nuestra relación de pareja o en nuestros encuentros sexuales, mejora nuestros sentimientos, afloran emociones positivas y todo ello nos produce bienestar personal y salud física


Terapia Sexual un tratamiento integral

Las dificultades y problemas sexuales tienen una gran variedad de orígenes y se gestan y desarrollan en diferentes etapas de nuestra vida; en muchas ocasiones terminan instaurándose en ella, y terminamos conviviendo con una gran insatisfacción (Casi la mitad de las mujeres y un tercio de los hombres reconocen que sienten insatisfacción en su vida sexual).

Debemos ser conscientes de que la mayoría de estos problemas tienen solución, y que disfrutar de una vida sexual satisfactoria y estimulante es un logro necesario y alcanzable.

En los desórdenes y dificultades que atiende la Terapia Sexual intervienen una gran variedad de factores:

  • Psicológicos: factores relacionados con las emociones, el pensamiento o la conducta.
  • Sociales y contextuales: roles de género y aprendizajes adquiridos socialmente.
  • Orgánicos o biológicos: enfermedades, deficiencias hormonales, desórdenes endocrinos, problemas cardiovasculares, cambios biológicos en determinadas etapas de la vida: menopausia, andropausia, etapa postparto, etc.

De ahí que sea muy importante contar con un equipo integral de psicólogos y psicólogas especialistas en Terapia Sexual y Médico Psiquiatra, para valorar los aspectos psicológicos y biológicos. Esta integración nos permite analizar todos los factores implicados, e intervenir y aportar soluciones de un modo global y eficaz a los problemas sexuales sea cual sea su origen:

Biológico
  • Cardiopatías y problemas cardiovasculares
  • Menopausia o Andropausia
  • Déficits hormonales (andrógenos o estrógenos)
  • Enfermedad tiroidea y otros desórdenes endocrinos
  • Consumo de sustancias: alcohol, tabaco, fármacos, etc.
  • Limitaciones y problemas físicos
Psicológico

¿Qué tratamos en nuestro Área de Terapia Sexual?

Los problemas sexuales que se tratan son:

  • Falta de Deseo Sexual
  • Disfunción eréctil o impotencia
  • Eyaculación Precoz
  • Eyaculación retardada
  • Anorgasmia o imposibilidad de alcanzar el orgasmo
  • Vaginismo
  • Dispareunia
  • Aversión al sexo
  • Adicción al sexo
  • Parafilias
  • Bloqueos mentales
  • Habilidades y Educación Sexual

¿Cómo es el tratamiento en la Terapia Sexual?

Basicamente seguimos este esquema:

  1. Realizamos una primera fase de evaluación de la historia sexual y social, para conocer el problema en todos sus aspectos: psicológicos y biológicos.
  2. Devolución de información, donde explicamos las conclusiones tras analizar la información: qué te pasa, cómo es tu funcionamiento en la sexualidad. Esta consulta se puede realizar en compañía de la pareja si así se desea.
  3. Planificación y objetivos, donde se programa el mejor plan de intervención.
  4. Tratamiento integral para lograr los objetivos según la planificación establecida.

Talleres de Educación Sexual el complemento a la Terapia Sexual

El Área de Terapia Sexual se completa con la impartición de cursos y talleres cuyo objetivo es trabajar diversas áreas como la educación sexual, las claves para potenciar el deseo sexual, la autoestima e imagen corporal, las habilidades de comunicación que potencien el bienestar sexual, etc.

Estos talleres están dirigidos a cualquier persona, incluso con una buena sexualidad, que quiera avanzar en el conocimiento de sus recursos y capacidades para disfrutar de la sexualidad. Estos talleres están indicados para acudir solo, o acompañado por tu pareja o con otras personas que les pueda interesar aprender sobre estas cuestiones.