Una separación o ruptura de pareja es un acontecimiento muy estresante y complejo a nivel emocional. Se experimenta como “pérdida”, pérdida de un proyecto en común y de muchas ilusiones personales. No es fácil superar una ruptura, pero es muy importante saber que esta y otras pérdidas emocionales pueden superarse. Para manejar esta intensa y a veces desbordante emoción, hay que reconocerla, comprender cómo funciona y aprender a dirigirla, en vez de que ella nos dirija a nosotros o a nosotras.

Superar una Ruptura

Superar una ruptura: El Duelo Emocional

Cada ruptura tiene características diferentes, por las circunstancias en las que se produce, pero sobre todo, por la psicología de las personas que viven la ruptura. No obstante, hay algo que es común a todos los procesos para superar una ruptura, es lo que llamamos: duelo emocional.

El duelo emocional es el proceso de adaptación necesario que debe pasar cualquier persona que ha experimentado una pérdida, para recuperar su equilibrio y su bienestar. Se ha hablado mucho de las fases del duelo, también del duelo en una ruptura de pareja (negación, culpa, desesperanza, rabia y aceptación), pero conviene saber que este período tendrá una duración e intensidad diferentes en cada caso, que se producirán avances y retrocesos, se sucederán las fases de un modo a veces no muy lineal, o se mezclaran esas fases. Lo importante, es tener la seguridad de que nuestra intervención es la que logrará que el duelo emocional sea lo menos doloroso, y que de él podamos obtener un aprendizaje útil para nuestra vida.

Es comprensible que en los momentos iniciales del duelo sea difícil ver algo positivo en esta vivencia, pero aprender a manejar las emociones y los pensamientos puede hacer que esta experiencia sea una oportunidad para nosotros, una oportunidad de aprender, de crecer y de ser personas más capaces emocionalmente.

El tratamiento para superar una ruptura

Es fundamental que la persona comprenda qué está sucediendo en este proceso, cómo están funcionando sus Emociones, Pensamientos, Sensaciones Físicas, y cómo y por qué se está alterando su Conducta. Comprender estos cambios, es muy importante para sentirnos menos angustiados o angustiadas, y recuperar paulatinamente el control y el equilibrio.

La clave es entrenar nuestra forma de pensar y valorar correctamente tanto a la persona que hemos perdido, como a nosotros mismos o a nosotras mismas. La Autoestima es muy importante para superar una ruptura sentimental. Se producen errores en el modo en el que valoramos a la persona que hemos perdido, idealizándola o negándola, pero sobre todo se produce un juicio hacia uno mismo o una misma en muchas ocasiones injusto y cruel que no nos ayuda a avanzar.

El psicólogo o psicóloga tiene como objetivo guiar, enseñar y entrenar, para que la persona avance con fluidez y con el menor sufrimiento, pero aun más importante, para que consiga obtener un aprendizaje emocional al superar una ruptura, que le servirá para su vida futura, para decir cuando y cómo serán sus nuevas relaciones afectivas.

El artículo que tienes a continuación, trata de la Pérdidas Emocionales y de cómo manejar la tristeza, una de las emociones que primero aparecen al superar una ruptura. Marta de la Fuente, su autora, nos explica: