La autoestima es una característica de la psicología de la persona. Y es una cualidad compleja en cuanto a los factores que intervienen en ella: psicológicos, educacionales (familia, escuela…) o sociales (amigos, experiencias…) La autoestima es muy importante en nuestra capacidad de adaptación, cambio y superación, creer en nosotros mismos o nosotras mismas es fundamental para ponernos en acción ante “nuevos territorios”, nuevas aspiraciones o nuevas dificultades. La baja autoestima nos bloquea y paraliza, nos vuelve pesimistas y desconfiadas o desconfiados.

Uno de los científicos que más ha investigado en Autoestima, P. J. Robson (1989), la definía como “el grado de acuerdo y aceptación que resulta de la evaluación que las personas hacen de su valía, atractivo, competencia y habilidad para satisfacer sus propias aspiraciones”. En resumen la autoestima es la forma en la que nos valoramos. Cuando lo que todos necesitamos es cuidarnos a nosotros mismos o a nosotras mismas, la baja autoestima supone hacia nosotros o nosotras, un juicio cruel y despiadado.

Baja Autoestima

Cómo nos afecta la Baja Autoestima

La baja autoestima afecta a nuestras emociones, pensamientos y conducta, y lo hace en las dos direcciones, ya que los pensamientos y emociones, condicionados por nuestra baja autoestima, alimentan el bajo auto concepto.

Limita las experiencias nuevas: La baja autoestima se relaciona con nuestra capacidad para tener nuevas experiencias. Las personas con baja autoestima pueden tender a la conformidad. Por ello adquirir o incrementar la autoestima conduce a las personas a interesarse en nuevas actividades y aumentar las relaciones sociales y los nuevos contactos.

Condiciona nuestra responsabilidad: Otros aspecto que se relaciona con la baja autoestima es la capacidad que tenemos de hacernos responsables de objetivos o logros, tanto personales como profesionales. La procrastinación o postergación está muy relacionada con la baja autoestima. Las personas con buena autoestima son capaces de identificar objetivos y planificar un modo para alcanzarlos, en este sentido autoestima y autoeficacia están muy próximos.

Nos hace menos sociables: La baja autoestima nos hace menos sociales, en general tiende a convertirnos en personas mas introvertidas y con menor desarrollo de habilidades sociales.

Dificulta nuestras relaciones de pareja: La baja autoestima se relaciona por ejemplo con la dependencia emocional, facilitando que tengamos y aceptemos “relaciones tóxicas” para nosotros o nosotras, pero también con los “celos” injustificados o la falta de autocontrol.

Cómo podemos mejorar la baja autoestima

En el tratamiento de la baja autoestima es muy importante:
Conocer cómo funcionan nuestros pensamientos negativos. Revisar los pensamientos que tenemos sobre nosotros o nosotras, y ver si son o no ciertos. Para ello planificamos una estrategia cuyo objetivo es “desmentir” lo que pensamos sobre nosotros y, más difícil aún, eliminar los sentimientos de inferioridad, de ser menos, que acompañan a estos pensamientos.
Focalizar correctamente al valorarnos. Es decir aprender a valorarnos de un modo objetivo, atendiendo, no sólo a lo que hay menos bueno o más deficitario en nosotros, sino también atendiendo a las habilidades, destrezas, competencias… En definitiva ver lo positivo y no sólo lo negativo.
Desarrollar las habilidades sociales. Un aspecto muy necesario para aumentar nuestra autoestima es aprender a tener una conducta asertiva: saber decir no cuando es necesario, saber defender nuestros derechos e intereses, aceptar las críticas, etc.

Viñeta Psicologos Madrid No te pierdas nuestra infografía…Más información

Infografía Cómo mejorar la autoestima

La baja autoestima en la mujer

La autoestima en la mujer se relaciona con aspectos específicos de los roles asignados y la educación, en Área Humana sabemos que el análisis de género, la perspectiva de género, supone conocer cómo distintos factores socioculturales y subjetivos de ser hombre o mujer repercuten de manera diferencial en los procesos de salud física, psicológica y social, y por supuesto en la autoestima. En este sentido hay una importante relación entre la autoestima y cuestiones relacionadas con el mito del “amor romántico” o más gravemente la violencia de género.

Nuestro Centro de Psicólogos Madrid Área Humana ha incorporado la perspectiva de género a sus tratamientos, siendo la autoestima en la mujer uno de las cuestiones más importantes en nuestra labor clínica y complementariamente uno de los contenidos más importantes en nuestro Aula de Educación Emocional.