212017Nov
¿Quieres saber cuál es tu principal miedo y aprender técnicas para comprenderlo y afrontarlo?

¿Quieres saber cuál es tu principal miedo y aprender técnicas para comprenderlo y afrontarlo?

El miedo es una emoción displacentera, cuyos efectos desagradables activan nuestro sistema de alerta, y ponen en marcha mecanismos de protección, huida o acción.

Definitivamente, el miedo es una de las emociones básicas de adaptación y supervivencia. Se nutre de la experiencia y nos permite prever y valorar riesgos.

Hasta aquí todo suena muy bien, pero no es tan sencillo. Factores que tienen que ver con los rasgos de nuestra personalidad, con la forma en la que gestionamos nuestras emociones, con el modo en el que pensamos e interpretamos los acontecimientos, y también, con nuestra biografía y el aprendizaje social y cultural, hacen que el miedo, deje de ser un “recurso adaptativo” para convertirse en un obstáculo en nuestra vida.

El miedo a fracasar o a equivocarnos, a la soledad, a la enfermedad… pueden ser miedos, que no respondan a un riesgo real. Es entonces cuando afectan a nuestras iniciativas, a nuestras decisiones… y al contrario de ser útiles, bloquean y limitan la consecución de nuestras metas.

El miedo es adaptativo, pero puede llegar a cambiar su función y limitar y bloquear nuestra vida Clic para tuitear

¿Te has parado a pensar qué miedo está más presente en tu vida? ¿Con cuál te sientes más identificado? Este artículo y el test que hemos elaborado, va dirigido a ayudarte a distinguir cuál de los miedos es el que interfiere más decisivamente en tu vida. Hacerlo, te permitirá poner en marcha estrategias de cambio y de afrontamiento de un modo más específico y eficaz. ¿Te atreves?

Test de 15 preguntas para conocer… ¿Cuál es tu miedo más profundo?


Este test no es un test o cuestionario clínico baremado de los que utilizamos en la consulta. Es meramente orientativo, pero esperamos que útil, para permitirte reflexionar sobre los denominadores comunes del mecanismo del miedo y sus manifestaciones en diferentes contenidos o áreas vitales.

Antes de empezar. ¿Cuál crees que es tu miedo más profundo?

  1. Miedo a la soledad.
  2. Miedo al futuro.
  3. Miedo al fracaso.
  4. Miedo a perder el control.
  5. Miedo al "qué dirán".

Vamos a comprobarlo…

Completa el formulario de contacto para ver los resultados
Te proponemos un test para identificar tu miedo o tus miedos más significativos Clic para tuitear

Conclusiones: Aspectos psicológicos de 5 de los miedos más frecuentes

No importa el resultado que hayas obtenido. La información que obtengas tras realizar este test puede serte útil para reflexionar sobre tus miedos y tus distintos tipos de afrontamiento, y permitirte buscar soluciones que puedan ser más efectivas.

Miedo a la soledad o al abandono

  • Rasgos de personalidad relacionados: dependencia, ansiedad social, autoexigencia y perfeccionismo…
  • Pensamientos irracionales relacionados o sesgos cognitivos:
    • Pensamientos de tipo catastrofista (magnificación de lo negativo).
    • Pensamientos excesivamente autoexigentes (tengo que…).
    • Creencias anticipatorias del futuro (y si…).
    • Visión de túnel o sesgo atencional (ver solo una parte).
    • Pensamientos polarizados (blanco o negro).
  • Emociones asociadas: tristeza, desamparo, angustia…
  • Afrontamiento habitual: evitativo y/o rumiación (evitar situaciones de soledad, aspirar al control, queja, buscar la seguridad…)

Miedo al futuro, a la muerte, a la enfermedad o a envejecer

  • Rasgos de personalidad relacionados: perfeccionismo y poca flexibilidad.
  • Pensamientos irracionales relacionados o sesgos cognitivos:
    • Pensamientos de tipo catastrofista (magnificación de lo negativo).
    • Pensamientos excesivamente autoexigentes (tengo que…)
    • Creencias anticipatorias del futuro (y si…).
    • Visión de túnel o sesgo atencional (ver solo una parte).
    • Pensamientos polarizados (blanco o negro).
  • Emociones asociadas: frustración, estrés, angustia, indefensión…
  • Afrontamiento habitual: evitativo y/o rumiación.

Miedo al fracaso, a equivocarse o a tomar decisiones

  • Rasgos de personalidad relacionados: perfeccionistas y poca flexibilidad, elevada autoexigencia…
  • Pensamientos irracionales relacionados o sesgos cognitivos:
    • Pensamientos de tipo catastrofista (magnificación de lo negativo).
    • Pensamientos excesivamente autoexigentes (tengo que…).
    • Creencias anticipatorias del futuro (y si…).
    • Visión de túnel o sesgo atencional (ver solo una parte).
    • Pensamientos polarizados (blanco o negro).
  • Emociones asociadas: frustración, culpa, presión, angustia, rabia, indefensión…
  • Afrontamiento habitual: evitativo y/o rumiación (procrastinar, escape o evitación, no asumir costes, comprobar o repasar, delegar…).

Miedo a perder el control o a hacer daño a los demás

  • Rasgos de personalidad relacionados: tendencia obsesiva o perfeccionista con poca flexibilidad.
  • Pensamientos irracionales relacionados o sesgos cognitivos:
    • Pensamientos de tipo catastrofista (magnificación de lo negativo).
    • Pensamientos excesivamente autoexigentes (tengo que…).
    • Creencias anticipatorias del futuro (y si…).
    • Pensamientos polarizados (blanco o negro).
  • Emociones asociadas: angustia, descontrol, indefensión…
  • Afrontamiento habitual: evitativo y/o rumiación.

Miedo al “qué dirán”, al rechazo o a hacer el ridículo

  • Rasgos de personalidad relacionados: ansiedad social, baja autoestima, tendencias a auto-culpabilizarse, necesidad de aprobación…
  • Pensamientos irracionales relacionados o sesgos cognitivos:
    • Pensamientos de tipo catastrofista (magnificación de lo negativo).
    • Creencias anticipatorias del futuro (y si…).
    • Visión de túnel o sesgo atencional (ver solo una parte).
    • Pensamientos polarizados (blanco o negro).
  • Emociones asociadas: vergüenza, angustia, presión…
  • Afrontamiento habitual: evitativo y/o rumiación (baja asertividad, no decir “no”, no destacar o pasar desapercibido, ceder, evitar situaciones sociales, comprobaciones o preguntar en exceso).
Resumimos los principales aspectos psicológicos de 5 de los miedos más frecuentes Clic para tuitear

¿Cómo afrontar tu miedo más profundo? 8 Técnicas para gestionar tu miedo

8 técnicas para superar tus miedos

  1. Identifica tu miedo: ¿cuándo aparece? ¿qué intensidad tiene? ¿fluctúa de unas situaciones a otras? ¿es muy frecuente?
  2. Somete tu miedo a prueba: ¿los datos de la realidad justifican ese miedo?
  3. Reflexiona sobre las consecuencias de lo que temes: ¿qué es lo más grave que podría suceder?
  4. Habla de tu miedo: no se trata de que estemos continuamente hablando de él, sino de compartirlo con alguien de nuestro entorno que pueda darnos otra visión, otra perspectiva sobre la situación que nos asusta.
  5. Afronta tu miedo de manera progresiva: la estrategia automática o inicial ante el miedo es la evitación del estímulo o de la situación que lo genera. Ese alivio producido por la evitación o escape del miedo es el causante de que la problemática se mantenga en el tiempo, funciona a modo de “parche” o de “tirita” temporal. Piensa en estrategias que te permitan hacer frente a tu miedo en diferentes escenarios de manera controlada y progresiva, irás ganando recursos personales y en autoeficacia.
  6. Observa los miedos en los demás: detectar miedos en las personas de tu entorno puede darte una perspectiva más objetiva del funcionamiento del miedo y ayudarte a normalizar ciertos procesos, ¿qué le dirías a alguien que tiene un miedo diferente al tuyo?
  7. Reflexiona sobre lo qué harías si no tuvieras ese miedo: piensa acerca de los costes o limitaciones que tiene para ti ese miedo, puede motivarte a iniciar estrategias de cambio y solución, si piensas en los beneficios que podrías obtener superando el miedo.
  8. Pide ayuda especializada: si detectas que el miedo comienza a limitarte en tu día a día, es más eficaz contar con ayuda de un o una profesional especializada. Los psicólogos podemos enseñarte a adquirir las herramientas y los recursos necesarios para afrontar de manera efectiva dificultades como esta.
Os proponemos 8 técnicas que podrán ayudarte en la superación de tu miedo Clic para tuitear

El valor que tiene para nuestra vida el auto-conocimiento: reconocer nuestras tendencias, cómo sentimos, pensamos y actuamos, es incalculable.

El miedo es una compleja emoción que puede afectarnos, condicionar y limitar nuestro día a día, de un modo extraordinario. Por eso, identificar y comprender nuestros miedos, aprender las estrategias que nos permitan gestionarlos, es una labor del todo útil e inteligente, una meta que nos permitirá disfrutar con plenitud y bienestar de nuestra vida.

Autora

Psicóloga Madrid Natalia FrancoNatalia Franco

Psicóloga Sanitaria. Especialista en intervención clínica. Experta en desórdenes emocionales.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 6 • Nota Media: 5)Ya has puntuado ¡Gracias!


Icono de informaciónInformación extra

Transcripción del contenido del test

Te recomendamos que realices el test utilizando la aplicación que encontrarás más arriba, de ese modo podrás responder a las preguntas y obtener los resultados automáticamente.

15 Preguntas y sus 3 alternativas de respuesta

  1. Imagina que has decidido de una manera meditada poner fin a tu relación de pareja, ¿cómo lo harías?
    1. No me sentiría capaz, me da miedo verme solo/a.
    2. Me costaría hacerlo y lo intentaría evitar, pero al final acabaría haciéndolo y sé que llegaría a estar bien.
    3. Si lo tengo claro hablaría con mi pareja lo antes posible.
  2. Es fin de semana, estás solo/a y no tienes ningún plan organizado, ¿qué haces?
    1. Empiezo a contactar con gente hasta dar con alguien disponible, cualquier cosa antes que quedarme en casa.
    2. Intento quedar con alguien y si no me quedo en casa.
    3. Disfruto de este tiempo para mi y aprovecho para descansar o hacer algo por mi cuenta.
  3. Tienes que afrontar una situación nueva para ti que te apetece mucho pero no conoces a nadie, ¿qué haces?
    1. No voy, a no ser que encuentre a alguien que me acompañe.
    2. Intento informarme detalladamente sobre el sitio antes de ir, el tipo de gente que va, etc. Y en función de ello me lo pienso.
    3. Voy y pruebo, y si no es como yo espero simplemente no vuelvo.
  4. ¿Alguna vez has pensado en la muerte?
    1. Sí, constantemente, es un tema que me angustia mucho.
    2. A veces, de forma esporádica.
    3. No es algo en lo que piense muy a menudo.
  5. Si te preguntara cómo te ves dentro de 5 años, ¿qué contestarías?
    1. Uf, me agobia mucho pensar en el futuro y pensar que puede pasarme algo malo o que las cosas empeoren.
    2. Me veo más o menos como ahora, en algunas cosas mejor y en otras peor.
    3. Me veo progresando a nivel personal, consiguiendo objetivos y metas.
  6. ¿Cómo te sientes con el paso del tiempo y cumpliendo años?
    1. Me preocupa cumplir años, me noto cada vez más vulnerable y más envejecido/a, es como si el tiempo pasara muy rápido.
    2. No me gusta cumplir años, a veces me afecta, pero intento cuidarme lo máximo posible.
    3. Estoy contento/a con mi edad y mi estado físico, es ley de vida.
  7. Imagina que tu jefe/a te llama la atención por un error que has cometido en el trabajo, ¿cómo reaccionarías?
    1. Me sentiría fatal, intentaría solventarlo como sea y le daría vueltas al asunto lo días posteriores analizando lo que ha podido pasar.
    2. Al principio me sentiría bastante culpable, luego intentaría solventarlo y ser más cuidadoso/a la próxima vez.
    3. Depende del tipo de error y de las consecuencias, todos podemos equivocarnos.
  8. Tienes que tomar una decisión importante para ti, ¿cómo lo haces?
    1. Suelo tardar en tomarla, le doy muchas vueltas, analizo todos los detalles, incluso duermo mal, pregunto y cotejo con la gente de mi entorno.
    2. Suele costarme un poco, tiendo a posponer el momento, aunque al final lo acabo haciendo.
    3. Valoro los pros y contras y decido sin problema.
  9. En el trabajo han pensado en ti para una tarea de gran responsabilidad, ¿qué haces?
    1. No la acepto, prefiero quedarme como estoy que arriesgarme a no dar la talla o equivocarme.
    2. La acepto, aunque tengo muchas dudas e inseguridades.
    3. La acepto y me lo tomo como un reto, si han pensado en mí será por algo.
  10. ¿Alguna vez te ha preocupado perder el control?
    1. Sí, a veces se me ocurren ideas, cosas que podría llegar a hacer, y me asusto, aunque luego no las lleve a cabo.
    2. A veces, cuando he sentido mucha ansiedad o rabia, o que no controlaba mis emociones.
    3. Nunca, que yo recuerde.
  11. Ves en el telediario casos de personas con problemas mentales que han cometido ciertos delitos.
    1. Apago la televisión o cambio de canal, me inquieta mucho que me pueda llegar a pasar a mí sin darme cuenta.
    2. Me preocupa un poco y me surgen dudas y preguntas.
    3. No le doy más importancia que a otras noticias.
  12. ¿Alguna vez has tenido pensamientos relacionados con hacer daño a otras personas?
    1. Sí, y me angustia mucho.
    2. Alguna vez, pero creo que son solo pensamientos.
    3. No que yo recuerde, o no le he dado mayor importancia.
  13. Tienes que exponer una charla delante de un público desconocido, ¿qué sientes?
    1. Intento evitarlo por todos los medios, me pongo muy nervioso/a y me bloqueo, me da mucha vergüenza.
    2. Lo hago, pero me quedo preocupado después sobre cómo lo habré hecho.
    3. Hago la exposición sin problemas.
  14. Estás en un grupo en el que se está opinando sobre un tema con el que no estás de acuerdo, ¿qué haces?
    1. Me callo y no digo nada, no quiero llamar la atención.
    2. Intento expresar mi desacuerdo de una manera indirecta o sutil, sin crear polémica.
    3. Expongo de manera asertiva mi desacuerdo.
  15. Estás probándote ropa en tu armario, te pones un sombrero e inmediatamente después, ¿qué piensas?
    1. No puedo salir así a la calle, me van a mirar raro.
    2. Me encanta el sombrero, pero mejor me lo pongo otro día.
    3. Me lo pongo sin problema, a quien no le guste que no mire.

5 Resultados (según las respuestas)

Miedo a la soledad

Tus respuestas expresan que, el miedo a la soledad o al abandono, podrían ser un motivo de preocupación característico en ti. Te invito a leer en las conclusiones de este artículo, algunos de los fundamentos psicológicos del «Miedo a la soledad».

Miedo al futuro

Tus respuestas expresan que, el miedo al futuro, a la muerte, a la enfermedad o a envejecer, podrían ser un motivo de preocupación característico en ti. Te invito a leer en las conclusiones de este artículo, algunos de los fundamentos psicológicos del «Miedo al futuro».

Miedo al fracaso

Tus respuestas expresan que, el miedo al fracaso, a equivocarte o a tomar decisiones, podrían ser un motivo de preocupación característico en ti. Te invito a leer en las conclusiones de este artículo, algunos de los fundamentos psicológicos del «Miedo al fracaso».

Miedo a perder el control

Tus respuestas expresan que, el miedo a perder el control o a hacer daño a los demás, podrían ser un motivo de preocupación característico en ti. Te invito a leer en las conclusiones de este artículo, algunos de los fundamentos psicológicos del «Miedo perder el control».

Miedo al “qué dirán”

Tus respuestas expresan que, el miedo al “qué dirán”, al rechazo o a hacer el ridículo, podrían ser un motivo de preocupación característico en ti. Te invito a leer en las conclusiones de este artículo, algunos de los fundamentos psicológicos del «Miedo al “qué dirán”».