Fuente

Recogemos este artículo de Ana Ballesteros @anaballesterosp publicado en el número de noviembre de la revista Gente Sana @GenteSana_ES, donde ha participado:

Julia Vidal Psicóloga Madrid CentroJulia Vidal

Psicóloga Sanitaria. Directora del Centro de Psicología en Madrid Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Emociones y Salud.



No somos superhombres: Pon límite al estrés

Cuando interpretamos la rutina como algo para lo que no tenemos recursos, se convierte en una amenaza. Te damos las claves para acabar con esa sensación de malestar y para plantarle cara al agobio del día a día

Claves para enfrentarse al estrés

El despertador suena a las siete de la mañana, te levantas, te tomas un café y sales corriendo de casa para llegar al trabajo puntual. El resto del día transcurre entre e-mails, llamadas de teléfono, reuniones y la presión de proyectos que hay que entregar con plazo. Sales de trabajar, llevas a los niños (si los tienes) a actividades extraescolares, vas al gimnasio, haces la compra…Si esto te suena, y es más, si esto te agobia, ¡no te preocupes! Debes saber que entrar en la rutina no es malo, al revés, en muchas ocasiones es positivo.

«La rutina no es situación de estrés, si no, colgaríamos la etiqueta de que vamos a estar estresados el resto de nuestra vida», asegura Julia Vidal, psicóloga sanitaria experta en Ansiedad y Estrés y directora de Área Humana Psicología. La especialista matiza que esto se convierte en estrés “cuando tenemos una serie de situaciones para las que no creemos tener el tiempo o las herramientas necesarios para abordarlas o resolverlas”. Es decir, que todo forma parte de nuestra vida, pero, “si creemos que no podemos aguantar esa presión, sentiremos malestar, dolor de cabeza, empezaremos a dormir mal…”. Eso pasa cuando “no vemos rutina, sino peligro en esa rutina”, sentencia Julia Vidal, profesional del Colegio de Psicólogos de Madrid.

En el momento en el que hemos traspasado la línea del estrés, lo primero que tenemos que hacer es “aceptar que tenemos que poner límite y que no somos superhombres”. Aquí, es importante “pensar en los recursos que tenemos y elaborar un buen plan de organización”, explica la psicóloga Julia Vidal. Además, también ayuda “hacer planes gratificantes e introducir pequeños paréntesis de ocio en nuestras rutinas diarias, como quedar con algún amigo, hacer deporte o ir al cine”.

El spa es un parche

También hay que ser conscientes de que no a todo el mundo le funciona lo mismo, y puede que haya quien necesite “hablar con un buen profesional para que le enseñe de forma más entrenada a resolver ese problema desde los cimientos”, matiza la experta. ¿Y qué hay de acabar con el estrés acudiendo a sesiones de spa, de risoterapia, o con una escapada de fin de semana? Julia Vidal lo tiene claro: “Es un tópico, un parche, lo importante no es desestresarse 10 días al año, sino prevenir el estrés o afrontarlo para los 355 días restantes”. “Hay que ser más inteligente”, concluye.

Recopilamos las claves para enfrentarse al estrés

  1. Entiende qué es el estrés. La rutina no es un problema, sino que se convierte en una amenaza cuando sentimos que no tenemos las herramientas para abordarla.
  2. Marca tus propios límites. Valora si realmente no tienes tiempo o si tu perspectiva está equivocada. Si es el primer caso, acepta que no eres un superhombre.
  3. Elabora un plan de organización. Toma una decisión y gestiona tus horarios. Si no tienes tiempo, piensa si es realmente importante llevar a los niños a música, por ejemplo.
  4. Un paréntesis de ocio. Una manera saludable de favorecer tu bienestar es comer bien, dormir bien, hacer ejercicio, salir de cañas con los amigos, pasear…
  5. No todo el mundo es igual. Hay que ser consciente de que no a todo el mundo le sirven estos consejos y que la ayuda de un psicólogo puede ser muy beneficiosa.

Artículo en Revista Gente Sana

Descarga el pdf del número completo de noviembre de la revista Gente Sana