Julia Vidal y Natalia Franco en Club +Renfe

Julia Vidal, directora del Centro Área Humana y responsable del área clínica, y Natalia Franco, psicóloga sanitaria, participan en la revista «Club +Renfe» en su edición de este mes de noviembre; para hablarnos de cómo evitar las discusiones que a veces se producen mientras viajamos y aprovechamos para participar en redes sociales.

Redes Sociales: Cómo debatir sin discutir

Es necesario evitar caer en broncas o debates en twitter, facebook o instagram durante el trayecto en tren

Escribe: Olga Fernández Castro | Ilustración: Miss Pipe

Ilustración cómo no debatir en redes socialesNO CONVIENE DISCUTIR durante el viaje –esto aumentará su ansiedad–, ni siquiera en redes sociales. Seguramente utiliza el trayecto para visitarlas (Twitter, Facebook, Instagram): debatir en foros de trabajo, informarse, mantenerse en contacto con compañeros o familiares… Pero existe una cara B: una palabra mal elegida, una coma fuera de lugar o simplemente una interpretación errónea, pueden desencadenar una cascada de acusaciones y gritos en mayúsculas.

“Uno de los grandes problemas de esta comunicación es que muchas veces nos movemos en un juego del teléfono escacharrado”, apunta Julia Vidal, psicóloga experta en emociones y salud del Centro Área Humana, en Madrid. Las redes sociales son un canal de comunicación incompleto, ya que se pierde información: el lenguaje no verbal, el tono y los gestos que ayudan a comprender mejor el mensaje. “Si, además, nuestros interlocutores son desconocidos, es más fácil caer en interpretaciones o intencionalidades erróneas”, explica.

Si, además, nuestros interlocutores son desconocidos, es más fácil caer en interpretaciones o intencionalidades erróneas

Desarrollar la empatía digital

La empatía es el puente de comunicación para salvar nuestras diferencias. En el mundo digital, ¿se puede desarrollar esta cualidad? “Aunque es un canal de comunicación con limitaciones, se puede llegar a empatizar con la otra persona, basta con ponerse en su lugar”, señala Julia Vidal. Según explica esta especialista, si se hace desde la subjetividad, no estamos siendo empáticos, sino que estamos proyectando nuestros estados en el otro. Para desarrollarla, conviene saber qué es: “Una habilidad comunicativa y emocional, que requiere escucha activa y atención, un procesamiento intelectual de la información sin prejuicios, con respeto y comprensión, evitando el juicio, el intento de cambio o la manipulación de la otra persona”, define Vidal.

La empatía es una habilidad comunicativa y emocional, que requiere escucha activa y atención, un procesamiento intelectual de la información sin prejuicios, con respeto y comprensión, evitando el juicio, el intento de cambio o la manipulación de la otra persona

Viñeta Psicologos Madrid ¿Crees que tienes empatía? Realiza nuestro test para averiguarloMás información

Entre las recomendaciones para empatizar en el mundo digital, se encuentra la utilización de emoticonos en los mensajes de texto. “Son una forma de expresión emocional, algo bastante restringido en este medio. Ellos expresan emociones ampliando o complementando la información verbal dada por la persona y pueden ayudar a ajustar las interpretaciones. Muchos de ellos son los sustitutos de nuestras expresiones faciales y corporales”, aclara la experta. Y destaca cinco comportamientos que cercenan la empatía: el egocentrismo, la crítica, el juicio, la simplificación y la inhabilidad emocional.

Más información en Psicología y Psiquiatría

No te pierdas el artículo de Julia Vidal sobre la empatía | La empatía: el puente de comunicación que salva nuestras diferencias

Pautas para no discutir

La psicóloga Natalia Franco aporta una serie de estrategias para evitar las discusiones en el mundo digital:

Revisar antes de enviar. Hay que tener en cuenta que los responsables de la comunicación son los emisores del mensaje y sería conveniente que este fuese claro. Revisarlo antes de enviarlo.

  • Evitar mensajes ambiguos. Dar mensajes completos y centrados (ceñirse al objeto del tema, sin irse por las ramas).
  • Ser educado. Expresar los desacuerdos de manera adecuada, por ejemplo: “Te entiendo, pero yo lo veo de otra forma”.
  • Centrarse en los puntos de acuerdo. Reforzar y expresar las cuestiones en las que sí estamos de acuerdo con los otros.
  • Aclarar mensajes confusos. Hacer preguntas ante mensajes confusos o que nos incomoden, para clarificar.
  • No personalizar ante un comentario.
  • No reaccionar mal ante malas interpretaciones de otros.
  • Si hay discusión, abandonar el debate.

Puedes ver y descargar en pdf (clic en ), el artículo tal y como aparece en la revista


Puedes acceder a la revista completa en «Nº 22 Revista Club +Renfe» y en la página de Revista Club +Renfe

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 8 • Nota Media: 5)