Un enfoque integral en el tratamiento del síndrome del intestino irritable

Un enfoque integral en el tratamiento del síndrome del intestino irritable

“¿Por qué me recomiendas ir al psicólogo? No tengo ningún problema mental… es físico… Mis molestias y dolores abdominales no creo que se arreglen con Psicología… Me han diagnosticado síndrome del intestino irritable, no un trastorno psicológico.”

Cuando escuché esta afirmación, estaba con un grupo de amigos. Aprecié por el tono y la rotundidad de la frase, dos creencias, primera, que sólo se acude al psicólogo cuando se tiene un trastorno psicológico –recomendarlo supone, en alguna medida, atribuir a la otra persona algún trastorno o patología–, y segunda, que lo físico y lo mental no tienen ninguna relación, como si entre ambos “mundos” hubiera una frontera evidente.

Leer más