Cáncer cómo afrontarlo emocionalmente


Coleccionable Cáncer cómo afrontarlo emocionalmente

Contenido de la entrevista a Marta de la Fuente en el coleccionable sobre Cáncer de la revista PRONTO

“Te ofrecemos una entrevista con Marta de la Fuente, psicooncóloga y especialista en ansiedad y estrés del Hospital MD Anderson Cancer Center y del centro de psicología Área Humana, ambos de Madrid, que nos hablará de las estrategias para superar los problemas más frecuentes y de cuáles son los síntomas que nos pueden indicar la necesidad de recibir asesoramiento psicológico

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres sufrirán cáncer a lo largo de su vida.
Tu puedes evitarlo en un 35%

La Entrevista

Hay que procurar que la vida no gire exclusivamente alrededor del cáncer

Aceptar la realidad y no dejarse llevar por las emociones negativas nos ayudará a afrontar la enfermedad con un estado de ánimo más sereno y realista. Si tenemos dificultades para llevar adelante este proceso, la psicooncología, la rama de la psicología que trata los problemas emocionales que provoca el cáncer, podrá ayudarnos.

Más información en Psicología y Psiquiatría

Podría interesarte el artículo de Marta de la Fuente | Psicooncología: El valor de la Psicología en la superación del cáncer

Cuando se recibe el diagnóstico de cáncer, es normal que resulte complicado gestionar todos los sentimientos que nos asaltan. La psicooncóloga Marta de la Fuente nos explica cómo poner en orden esta tormenta de emociones.

PRONTO: ¿Cuáles son los principales problemas psicológicos a los que se enfrenta un paciente de cáncer?

Marta de la Fuente:

En el momento del diagnóstico, la necesidad de afrontar el impacto de la noticia, tener que comunicársela a los seres queridos y enfrentarse a la incertidumbre. Hay que tener en cuenta que el paciente se hace preguntas que, muchas veces, no van a tener contestación por parte del médico, porque todo depende del progreso de la enfermedad, del funcionamiento de los tratamientos, etc.

En el caso de una persona que sea activa laboralmente, deberá, además, enfrentarse a una baja e incluso a una disminución de los ingresos económicos debido a esa baja o a los gastos que entraña la enfermedad.

También debe asimilar una serie de cambios físicos, como la caída del cabello o el aumento o la disminución de peso, y a problemas sexuales como la disminución del deseo y del apetito sexual.

En el caso de la mujer y según el tipo de cáncer, puede, además, que entre en la menopausia, con los síntomas que ello conlleva, como la sequedad vaginal.

Va a experimentarse, además, una bajada del estado del ánimo, no sólo por el mismo proceso oncológico sino también como consecuencia de los tratamientos. Además, se deberá enfrentar a conflictos y dificultades en el entorno familiar y sentimental. Algunos pacientes pueden sentirse decepcionados por la reacción de algunas personas de su entorno. En el caso de que tengan pareja, puede haber un acercamiento muy fuerte o bien todo lo contrario.

Y finalmente, el hecho de enfrentarse al dolor, a estar en un entorno hospitalario, tener que estar haciéndose constantemente pruebas, etc.

No es necesario reprimir las emociones negativas, sino entenderlas y expresarlas

Emociones frente al cáncer

P: Siempre nos dicen que hay que ser positivo y optimista. ¿Es eso cierto? ¿Cuál es la mejor actitud para afrontar esta serie de problemas?

M.F.:

Vamos a intentar ser objetivos y racionales, centrarnos en el momento presente sin intentar saber lo que va a pasar en el futuro, porque el futuro, en estos momentos, es muy incierto.

También es necesario no reprimir las emociones negativas, es decir, no intentar ocultar que estamos tristes, que tenemos miedo, etc. No se trata de recrearse en ellas, sino en normalizarlas, entenderlas y expresarlas. A veces, intentamos adoptar una actitud de «superman» o de «superwoman» y acabamos agotados por la sobrecarga que supone intentar ocultar sentimientos que son adaptativos, es decir, completamente normales.

Además, es muy importante intentar, en la medida de lo posible, llevar una vida normal para que, de esta manera, nuestra vida no gire exclusivamente en torno al cáncer.

A veces, intentamos adoptar una actitud de «superman» o de «superwoman» y acabamos agotados por la sobrecarga que supone intentar ocultar sentimientos que son adaptativos, es decir, completamente normales.

P: ¿Aconsejas que la persona siga trabajando?

M.F.:

Depende. En muchos pacientes, sí, pero siempre dependiendo del estadio de la enfermedad y del tipo de actividad laboral. Es recomendable, por ejemplo, reducir el ritmo y el número de horas, trabajar desde casa, etc. Hay ocupaciones, sin embargo, en las que resulta inviable.

P: ¿Cómo podemos afrontar el miedo y la incertidumbre?

M.F.:

Lo primero que debemos hacer es ponerle nombre a esas emociones y saber identificar lo que estamos sintiendo en esos momentos. A continuación, trataremos de analizar qué proceso de pensamiento estamos teniendo para valorar si somos objetivos o no.

Finalmente, debemos intentar no dejarnos llevar por las conductas impulsadas por las emociones. Es decir, si, por ejemplo, nos damos cuenta de que ahora mismo estamos sintiendo miedo, no deberemos luchar contra él, pero vamos a intentar que no nos condicione. Si, por ejemplo, el miedo nos impide ir a buscar unas pruebas médicas, lo que vamos a hacer es la conducta opuesta, es decir, vamos a ir.

P: Muchas personas, sobre todo mujeres, tienen problemas de autoestima durante el tratamiento debido a los cambios físicos (caída del cabello, ganancia o pérdida de peso, cicatrices de la cirugía, etc.). ¿Qué pueden hacer para solucionarlos?

M.F.:

Centrarnos en la aceptación y buscar soluciones. Saber que hay muchas cosas que se pueden hacer aumenta la percepción de control ante la situación. Nunca hay que caer en la resignación y tirar la toalla.

No se debe caer en la sobreprotección

Psicooncología ayuda psicológica al cáncer

P: ¿Cómo deben actuar los familiares y amigos de una persona con cáncer?

M.F.:

Con mucho respeto, comprensión, empatía y cercanía. No hay que caer en el error tan habitual de dar sermones y decir lo que tiene que hacer. Tampoco hay que establecer comparaciones con otros casos que conocemos porque eso molesta mucho al paciente.

Más información en Psicología y Psiquiatría

La empatía es una habilidad necesaria para actuar con una persona con cáncer, pero qué es exactamente | «Empatía: ¿Seguro que la tienes?»

También hay que tratar de normalizar el estado emocional negativo del enfermo, que no le generen culpabilidad por el hecho de exteriorizar su tristeza. A veces, por un mecanismo de protección hacia nosotros mismos, porque nos provoca mucho malestar ver a un ser querido pasándolo mal, lo bloqueamos, cuando es muy importante permitirle que llore y que se exprese. Sin embargo, si vemos que lleva un rato rumiando, dándole vueltas al mismo tema, hay que ayudarle a que se centre en la rutina y en la normalidad.

También es importante no caer en la sobreprotección. En ocasiones, nos asusta que el paciente esté solo, pero es posible que necesite estarlo para reflexionar sobre lo que le está pasando. Esta necesidad no tiene por qué ser un síntoma de depresión. Si se tienen dudas de cómo tratarlo o qué hacer, lo mejor es preguntárselo directamente al mismo paciente, porque cada persona es un mundo.

Si la pareja, los familiares o los amigos tienen dudas de cómo tratar al paciente o qué hacer para ayudarlo, lo mejor es preguntárselo directamente a él, porque cada persona es un mundo

P: ¿Cuándo es necesario recibir un apoyo psicológico profesional? ¿Hay que tener algún síntoma o alguna patología especial para recurrir a ello?

M.F.:

No es necesario que hayan patologías para consultar con un psicooncólogo. Lo ideal es hacerlo desde el inicio del tratamiento porque así podemos adelantarle el proceso emocional que va a sufrir, explicarle cómo normalizar sus emociones, y sobre todo, brindarle la ayuda que necesite, dejarle la puerta abierta. Hay que decirles a las personas con cáncer que piden esta ayuda que son muy valientes, ya que, de esta manera, se lleva acabo un afrontamiento muy activo de la enfermedad.

También es conveniente pedir ayuda profesional cuando, de repente, observemos que nuestras emociones son muy intensas, perduran en el tiempo y percibimos que no las controlamos y que nos están condicionando el día a día.

P: ¿En qué consiste este tiempo de tratamiento para abordar estos problemas? ¿Qué beneficios se obtienen?

M.F.:

Hay que empezar con una evaluación, es decir, es conveniente conocer exactamente los antecedentes de la persona, las conductas problema que tiene en estos momentos, establecer una planificación y marcar unos objetivos. Y después, será necesario realizar un entrenamiento en estrategias de autorregulación emocional, a nivel físico, cognitivo y comportamental.

Hay que trabajar con el cuerpo, en el plano de desactivación, con nuestras emociones (miedos, angustia, etc.) y después con nuestro comportamiento, con el objetivo de aumentar la percepción de control ante las emociones. El objetivo es no permitir que las emociones nos dominen y mejorarla calidad de vida.

Más información en Psicología y Psiquiatría

Marta de la Fuente nos habla del Mindfulness | ¿Empleamos los psicólogos la Atención Plena en clínica?

Entrevista a

Psicóloga Madrid. Marta de la FuenteMarta de la Fuente

Psicóloga Sanitaria y Psicooncóloga en Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Habilidades Sociales y Asertividad. Directora del Área de Formación || Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 10 • Nota Media: 4.6)