Nuestros amigos se separan… ¿Cómo puedo ayudarles?

(Tiempo de lectura 9 minutos)

La separación de una pareja es un motivo frecuente de consulta en Psicología, y es fácil comprender por qué, dada la complejidad e intensidad emocional que generan estas situaciones vitales. Pero, en esta ocasión, queremos centrarnos en una parte del proceso que no suele ser considerada, el entorno de las parejas que se separan, en cómo afecta a las personas cercanas, social y familiarmente, el divorcio o separación de amigos y personas queridas. Marta de la Fuente, directora de nuestro Área de Formación y Educación Emocional, psicóloga, psicooncóloga y experta en gestión emocional, nos habla de este tema y nos ofrece un valioso decálogo de recomendaciones.

🔊 Audio podcast: “Separación de amigos o personas queridas. ¿Cómo podemos ayudar?”

Separación de amigos o personas queridas. ¿Cómo podemos ayudar? Escúchalo en nuestro Canal de Educación Emocional en #iVoox 🔊 https://areah.es/ivoox Clic para tuitear

Cómo afecta al entorno social y familiar el divorcio o la separación de amigos o personas queridas. [Transcripción 🎬]

Cómo actuar ante la separación de amigos

¿Sabías que una separación, un divorcio, una ruptura sentimental, es una de las situaciones vitales más estresantes por las que puede pasar una persona? Esta información es probable que te sorprenda, pero los profesionales de la psicología somos muy conscientes de ello. Porque cada día son más las personas que acuden a nuestra consulta buscando asesoramiento, ayuda, acompañamiento y gestión emocional para poder manejar la revolución emocional que sienten.

En España las cifras han crecido en los últimos años, en el 2018 casi 100.000 parejas decidieron divorciarse o interrumpir su convivencia. En el 2019, sólo en España, 190.000 personas han estado o están en un proceso de separación.

Estadísticas de separaciones

Datos impactantes, ¿verdad? Pero además, hay que sumarle a esas 190.000 personas todo el entorno cercano que también están sufriendo directa o indirectamente en este proceso. Yo creo que tenemos mucho que aprender al respecto, ¿no crees? Ya que son muchos los casos y quizás son más los que van a venir.

Crece el nº de parejas que se separan, pero olvidamos que tras cada ruptura, hay un entorno de amigos y personas queridas, que la viven, también, con intensidad emocional y confusión. Este artículo está centrado en ellas Clic para tuitear

Cómo se vive la separación de amigos o personas cercanas y queridas

¿Has pasado por una separación, por un divorcio? ¿Alguien cercano a ti está en un proceso de separación?

Más información en Psicología y Psiquiatría

¿Sabes cómo conviene comunicar a los hijos una separación?: Cómo comunicar el divorcio a los hijos

Normalmente en estos procesos queremos ser de utilidad, ayudar, acompañar y como se suele decir, arrimar el hombro, pero ¿Sabemos cómo actuar?

Hoy nos queremos centrar en ese entorno: en la familia, en los amigos, en los compañeros de trabajo, todas aquellas personas que estamos cerca de nuestro ser querido que se está separando.

Porque quizás nunca os han explicado qué hacer ante esta fase de duelo. Sí, lo he dicho bien, duelo. La separación es un pérdida muy importante que puede desestabilizar, y podemos llegar a experimentar las mismas fases que un duelo: el shock, la incredulidad, el enfado, la tristeza, incluso la depresión.

Diferentes formas de ayudar en la separación de amigos

Formas de actuar ante la separación de amigos

En Psicología hablamos de los diferentes estilos de afrontamiento, que son las diferentes formas que tenemos de actuar ante una situación, ante un imprevisto, ante un problema.

Cuando alguien de nuestro entorno se está separando, hay quienes prefieren mantenerse al margen, no intervenir, no hablar, no comentar, prefieren estar en silencio y no acompañar.

Esta decisión es totalmente respetable, y nos guste o no, la tenemos que aceptar. Ya que solamente él o ella conoce los motivos de esa decisión.

Además, cuando no queremos, o no podemos, o no sabemos que decir, es mejor no decir nada. Y el silencio, aunque doloroso, a veces es lo más inteligente.

Tus amigos se están divorciando… ¿Y tú, qué puedes hacer en esta situación? ¿Mantenerte al margen, apoyar, tomar partido…? No es fácil responder y le hemos preguntado a la psicóloga experta en gestión emocional Clic para tuitear

Actuar de una forma útil y valiosa en la separación de amigos

Decálogo de recomendaciones

Cómo actuar ante la separación de amigos

Clic para ampliar

Si tú eres del estilo de afrontamiento, ante una separación matrimonial o divorcio, de querer ayudar, te voy a hacer algunas recomendaciones, para incrementar tus habilidades, tu comunicación. Y de esa forma te sentirás con más seguridad, tranquilidad y confianza, y podremos sacar más “jugo” a esa generosa ayuda. ¿Vamos a por ello?

  1. Lo primero de todo, es importante respetar la decisión de la persona a recibir o no la ayuda. Pregunta antes de actuar, pregunta si quiere ayuda, si quiere compañía. Es un derecho humano básico el decir no, el querer estar solo o sola, y aunque creamos que quizás se equivoca y eso no le ayuda, es clave respetarle. Lo importante es dejar la puerta abierta y trasladarle que estás ahí para lo que pueda necesitar, sin agobiar, ni atosigar, solo informar.
  2. Para poder ayudar primero tenemos que estar bien nosotros y nosotras. Nuestra propia autorregulación emocional, el saber identificar lo que sentimos, analizar y regular esas emociones, es importante para que esas emociones no se apoderen de nuestro comportamiento. Imagina que una amiga se está separando y actúa de una manera opuesta a lo que le habías recomendado, eso quizás te enfade, incluso te decepcione. Si te dejas llevar por la emoción, le hablarás mal, incluso le reñirás, pero eso no le beneficiará y no conseguirás tu objetivo que es intentar apoyarla y ayudarla. Así que no te frustres ni te desesperes si te sientes triste, enfadado incluso si experimentas sentimientos de injusticia, es normal cuando percibimos sufrimiento en nuestros seres queridos. Acepta ese malestar, permítetelo y trabaja, para que no te domine.
  3. Escucha activamente, con empatía, no interrumpas, no cortes, deja hablar a la persona, fomenta la expresión de su malestar. ¿Te ha pasado de estar hablando con alguien de un asunto importante para ti, y ver como la persona está más pendiente del móvil, no te mira, o incluso le ves con prisa para marcharse? ¿Cómo te has sentido? ¿A que no es muy agradable? Así que escucha con la mirada, con el cuerpo, con la sonrisa. Estate presente, dedicándole tiempo de calidad.
  4. Cuida la comunicación no verbal. Mientras escuchas y respondes… sonríe. Gesto y postura relajadas, cuida el volumen de tu voz y que tus movimientos y velocidad del habla sean lentos, de esa forma podrás fomentar estados de tranquilidad.
  5. Normaliza las emociones desagradables que siente, trasládale que es normal y bueno sentirse así, recuérdale que la separación, que el divorcio, es una situación vital estresante, eso le ayudará a comprender su malestar sin sentirse culpable por su sentir.
  6. Huye de los sermones, de las frases hechas: “el tiempo lo cura todo”, “ya verás como pronto encuentras a otro persona”, “estás mejor solo que mal acompañado”…. Emplea expresiones centradas en el apoyo y refuerzo: “tú puedes”, “estamos contigo”, “estamos muy orgullosos de ti”, “es duro pero te ayudaremos, no estás solo o no estás sola”.
  7. Elimina de tu vocabulario los “tienes que…, debes hacer…” No digas lo que hay que hacer, cada uno tenemos un ritmo, cambia esas expresiones por preguntas: “¿has pensado hacer…”, “¿y en esa situación, que crees que te puede beneficiar”…
  8. También surgen los miedos, los miedos relacionados con el futuro, y estos son muy habituales. Expresiones del tipo “y si no me dan la custodia”, “y si me echan del trabajo”, “y si me estoy equivocando”. Escucha durante unos minutos, y después intenta proporcionarle datos objetivos que desmonten sus temores. Por ejemplo: “estás muy valorado en el trabajo, y cuentan siempre contigo”, “tu abogada está tranquila respecto a la custodia y ella es la experta”. Intenta hacerle ver que no hay datos, que son miedos, que no ha sucedido, ni tiene porqué suceder.
  9. Ante situaciones complicadas, por ejemplo la posible confirmación de sus miedos (problemas económicos, no se llega a un acuerdo y hay que ir a juicio, no le dan la custodia), permite el desahogo, deja que libere y exprese, que descargue, pero después de unos minutos recuérdale que todo, o casi todo, en esta vida tiene solución, que lo afrontareis juntos y que tendrá apoyo. Es importante que este desahogo no dure mucho tiempo, para no fomentar el recrearse en ese dolor. Una vez que se ha escuchado y que ha liberado, intentar centraros en el objetivo de buscar soluciones, o de la distracción, para continuar con la “normalidad” del día a día, y de esta forma conseguiréis que no todo gire en torno a la separación.
  10. Para terminar. Es habitual las dudas, las inseguridades y en ocasiones se busca la confirmación que la decisión que están tomando es la correcta. En la medida de lo posible no te posiciones (aunque siempre hay excepciones), ante preguntas del tipo: “¿y tú qué opinas ¿estoy tomando la decisión correcta? ¿tú qué harías en mi situación?”. Intenta sonreír, tener calma, proporcionarle apoyo, reforzarle y ayudarle en la reflexión sin fomentar el seguir recreándose en la toma de decisiones, que ya ha reflexionado. Emplea frases del tipo: “estoy muy orgullosa de ti”, “lo estás haciendo muy bien”, “ es normal que tengas dudas e inseguridades”… y una que me encanta: “¿tú que crees que es lo mejor para ti?”.
«Se separan mi amigos… ¿Cómo puedo ayudar? ¿Tomo partido o distancia?…». La psicóloga experta en gestión emocional ha elaborado un «Decálogo de recomendaciones para actuar de una forma útil y valiosa en la separación de amigos» Clic para tuitear

Conclusiones

Como ayudar a un amigo que está separándose

Espero que estas recomendaciones te sean de utilidad, pero es importante entrenarlas, no te van a salir a la primera, así que dedica tiempo y entrenamiento porque día a día lo irás haciendo mejor.

Pero no te olvides que hagamos lo que hagamos no podemos pretender que nuestro ser querido no sufra, es un proceso duro, difícil, que lleva su tiempo de aceptación y asimilación.

La vida es un constante cambio, y ante estos procesos se tambalean muchas de las áreas fundamentales de la vida. Pero en ocasiones se da este sufrimiento, y con él también se puede recuperar la calma, la tranquilidad y la serenidad.

Y recuerda el término que utilizamos en psicología, la resiliencia, esa maravillosa capacidad del ser humano de adaptarse a las situaciones más adversas. Aunque difícil y costoso, se consigue.

Hasta la próxima.

Autora

Psicóloga Madrid. Marta de la FuenteMarta de la Fuente

Psicóloga Sanitaria en Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Habilidades Sociales y Asertividad. Directora del Área de Formación | Aula de Educación Emocional.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 6 • Nota Media: 5)