232015Oct
El infarto en mujeres y las consecuencias psicológicas

El infarto en mujeres y las consecuencias psicológicas

Vamos a hablar del infarto en mujeres, de los datos, relevancia y consecuencias de este problema en la mujer.

Si, lo habéis leído bien, aunque se piense que es una enfermedad más típica en hombres, no es cierto también es una enfermedad de mujeres… ¡Sufrimos infartos!

Lo que si es cierto es que se ha estudiado más en hombres y por tanto las consecuencias del infarto en mujeres actualmente son más graves tal vez por desconocimiento o ideas erróneas sobre las manifestaciones en nosotras (y con peores consecuencias que en los hombres).

Algunos datos importantes sobre el infarto en mujeres

  • Hay más muertes por infarto en mujeres que por cáncer de mama.
  • Hay más riesgo porque las mujeres no conocemos que síntomas nos indican que estamos sufriendo un infarto, pues además de los ya conocidos dolor en el pecho y brazo izquierdo, en mujeres aparece con esos mismos o con síntomas más difusos: molestias de estómago o sensación de plenitud, náuseas, sensación de ahogo, dolor agudo en cuello, espalda o mandíbula, fatiga inexplicable, etc…
  • Las mujeres tenemos más ansiedad y depresión que los hombres y esto favorece (unido a otros factores de riesgo) el sufrir cardiopatía isquémica (infarto y angina).
  • Al haber sido considerada una enfermedad de hombres, se ha estudiado mas lo referente a ellos, y se conocen más los síntomas y factores de riesgo en hombres, lo que facilita una mejor detección y tratamiento, lo que incrementa la probabilidad de supervivencia.
  • También tenemos que saber que la edad critica en las mujeres está después de la menopausia, antes los factores hormonales constituían un elemento de protección en las mujeres.

Aspectos psicológicos en la prevención y tras el infarto en mujeres

Muchos factores de riesgo asociados a hábitos de salud son comunes en ambos sexos, esto permite incrementar conductas saludables y evitar muchos infartos a través de la prevención: comiendo bien, no fumando, haciendo ejercicio pero también cuidando nuestras emociones tratando los estados emocionales negativos como la depresión, el estrés y la ansiedad, o el enfado, y relacionándonos con otras personas, cada día más y mejor, teniendo buenos lazos de amistad… lo que en psicología llamamos apoyo social.

Existen factores psicológicos y psicosociales que participan en las consecuencias para las mujeres, entre ellos destacan:

  • El aumento de probabilidad de padecer depresión y otras alteraciones emocionales tras sufrir un infarto, relacionadas con la forma de hacer frente a esta situación: las mujeres tienden a preocuparse y rumiar más.
  • El cuidarnos menos, por nuestro empeño en cuidar más a los demás, porque nos cuesta dejar muchas de las cosas que hacemos habitualmente (trabajo, atender a los hijos a los padres, organizar…): nos sentimos responsables del bienestar de la familia y culpables si no “cumplimos”.

Con preocupaciones, culpa y tristeza hay más posibilidad de no mejorar tras un infarto.

El impacto es físico… y también emocional ¡Cuida de los dos!

Si esta noticia ha servido para que muchas mas mujeres estéis bien informadas, que os intereséis más por cuidar vuestro corazón, y que pongáis empeño en dar solución a las emociones negativas, y sobre todo, para que ante los síntomas que he descrito, vayáis cuanto antes al hospital, entonces hemos conseguido un pequeño gran logro.

Autora

Julia Vidal Psicóloga Madrid CentroJulia Vidal

Psicóloga Sanitaria. Directora del Centro de Psicología en Madrid Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Emociones y Salud.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 1 • Nota Media: 5)