102018Dic
Cómo controlar tu vida y no ceder ese control a los demás

Cómo controlar tu vida y no ceder ese control a los demás

(Tiempo de lectura:  3  minutos)

Tal vez una de las sensaciones más angustiosas sea sentir que no tenemos el control de nuestra vida. Qué son los factores externos los que deciden por nosotras y nosotros. Tener las riendas, controlar nuestra vida, es una aspiración legítima. Pero en muchas ocasiones, la necesidad, las circunstancias, nos obligan a vivir experiencias que no deseamos. Como se dice coloquialmente, a veces en la vida tenemos que “pasar por el aro”.

Es indudable que hay factores que condicionan y dificultan nuestra libertad para elegir, para controlar, pero también es cierto que muchas veces son los factores internos, nuestras emociones, pensamientos y conductas, los que más limitan nuestra capacidad de decidir y actuar.

Hemos elegido 3 de esos factores que limitan esa capacidad de controlar nuestra vida:

  1. El miedo al qué dirán.
  2. La necesidad de aceptación.
  3. El perfeccionismo.

Estos factores debilitan la percepción de control, y limitan nuestra capacidad para gestionar de forma efectiva nuestra vida, cediendo el control a los demás.

Nos ponemos límites que van mas allá de las verdaderas restricciones que se nos imponen. Elevamos barreras y obstáculos que, o bien nos convencemos de que son más grandes de lo que son en realidad, o bien, sólo están en nosotros.

Os proponemos la lectura de 3 artículos que explican estos factores. El objetivo es que, ante las dificultades, aprendamos a no refugiarnos en la queja, o tendamos a culpabilizar a los demás, al mundo, o a la mala suerte; sino que vayamos adquiriendo recursos para identificar mejor los límites, pensar de un modo más realista, y atrevernos a equivocarnos y avanzar hacia nuestra metas, para lograr un mayor control de nuestra vida.

Cómo controlar tu vida: El miedo al qué dirán

Miedo al qué dirán los demás

[Clic en la imagen para ir al artículo]

7 claves para superar el miedo al qué dirán

  1. Trabaja la autoconsciencia. Identifica tus tendencias, tu estilo de pensamiento.
  2. Mejora la autoestima.
  3. Gestiona la excesiva autoexigencia o perfeccionismo.
  4. Ajusta tus expectativas.
  5. Sustituye tus pensamientos automáticos por otros mas realistas.
  6. Aprende a aceptar las críticas negativas y también a equivocarte.
  7. Entrena tu asertividad.
7 claves para superar uno de los miedos por los que cedemos el control a los demás: el miedo al qué dirán Clic para tuitear

Cómo controlar tu vida: La necesidad de aceptación

La necesidad de aprobación o aceptación

[Clic en la imagen para ir al artículo]

4 claves para no renunciar a tu identidad

  1. Aprende a decir no o a expresar opiniones discrepantes.
  2. Clarifica tus objetivos. Incrementa las ocasiones en las que tomes decisiones pensando en tu criterio y tus deseos.
  3. Identifica tus emociones, que sientes en los momentos de toma de decisiones.
  4. Repasa tus tendencias perfeccionistas, valora si hacerlo perfecto termina siendo más importante que hacerlo bien.
No renuncies a tu identidad. Te proponemos 4 consejos para evitar verte condicionado por la necesidad de aceptación por parte de los demás Clic para tuitear

Cómo controlar tu vida: La necesidad de la perfección

Perfeccionismo y tolerancia a la frustración

[Clic en la imagen para ir al artículo]

Decálogo anti-perfeccionismo

  1. Identifica los “deberías” y sustitúyelos por “preferiría…” o “me gustaría…”
  2. Limita la tendencia a pensar en términos de todo o nada, bueno o malo, perfecto o imperfecto. Entrena valorar los resultados en “gama de grises”.
  3. No sobregeneralices con pensamientos como: “tengo que ser el o la mejor”
  4. Organiza tus proyectos estableciendo pasos intermedios o submetas, para tener sensación de progreso.
  5. Mejora tu tolerancia a la frustración.
  6. Identifica lo bueno de los resultados, trata de evitar visiones que se centran sólo en lo negativo.
  7. Se realista con las metas, que sean alcanzables.
  8. Atrévete. No evites hacer algo por no permitirte que no sea perfecto.
  9. Acepta tus limitaciones. Errar es humano.
  10. No hagas extensivo los resultados a lo que tú eres. Los resultados dependen de muchos factores. Lo que hacemos no es todo lo que somos.
Un decálogo anti-perfeccionismo Clic para tuitear

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana
Recuerda que el contenido de este artículo es información, y aun siendo científico y riguroso y estar elaborado por un equipo de expertos y expertas, tiene un carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizado o interpretado como diagnóstico psicológico o médico. En el ámbito de la Salud son fundamentales los especialistas y profesionales acreditados que siempre valorarán las características individuales de cada persona.

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 15 • Nota Media: 4.7)