Preguntas que se están haciendo muchas madres y padres + 10 consejos psicológicos

Preguntas que se están haciendo muchas madres y padres + 10 consejos psicológicos

(Tiempo de lectura 10 minutos)

Los niños y niñas pueden salir a la calle desde el pasado domingo 26 de abril de 2020. Tras más de 40 días de confinamiento, vemos cómo los más pequeños animan y renuevan la actividad de nuestras ciudades y pueblos. Eso sí, es bajo la “regla de los 4 unos”: 1 único paseo, con 1 adulto, 1 hora al día y a un máximo de 1 km de distancia de casa. Y pueden hacerlo desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche.

Las reglas y recomendaciones de índole epidemiológico están claras. Pero muchas madres y padres, desde el anuncio del Gobierno de esta nueva medida, se están haciendo muchas preguntas –y es muy apropiado hacérselas–, preguntas como: ¿Tengo que preparar a mis hijos de algún modo? ¿Pueden verse afectados emocionalmente? ¿Y si tienen miedo a salir, les tengo que obligar? ¿Es necesario que salgan hoy mismo o pueden esperar unos días?…

Los niños y niñas, cuando salgan a la calle, no van a encontrar la misma realidad que recuerdan, va a ser una experiencia nueva para ellos, van a encontrarse con unas calles muy distintas y tenemos que ayudarles a que comprendan y acepten con normalidad esta nueva situación.

En este breve artículo, quiero responder a una selección de preguntas que me están llegando, de madres y padres, sobre esta salida del confinamiento de los hijos, y que están relacionadas con aspectos emocionales y de comportamiento.

9 Preguntas importantes sobre la salida de los niños a la calle durante el confinamiento

Preguntas sobre la salida de los niños a la calle

¿Tengo que preparar a mis hijos de algún modo? ¿Pueden verse afectados emocionalmente? ¿Y si tienen miedo a salir, les obligo? ✅ Respondemos a 9 preguntas importantes ➕ 10 recomendaciones psicológicas Clic para tuitear

1. ¿Es importante para mis hijos aprovechar esta salida de casa? ¿En qué medida les beneficia?

La salida de los menores a la calle será beneficiosa. Llevan más de 40 días en casa, y el contacto con el entorno exterior será muy importante para su bienestar emocional y su desarrollo evolutivo.

Sabemos que los espacios abiertos promueven el bienestar físico y emocional de las personas, y esto es aún más cierto cuando nos referimos a los más pequeños.

La situación de confinamiento, sin duda, nos está afectando a los adultos –como explicamos en el artículo “Cómo manejar la vulnerabilidad emocional ante el confinamiento”–, pero también está afectando a los menores. Aunque al principio se hayan mostrado felices de tener todo el día a su lado –y pendientes de ellos– a “mama” y a “papa”, el confinamiento supone un cambio extraordinario en sus vidas, en sus rutinas y en sus relaciones –familiares, compañeros de clase…–, cambios que pueden producir respuestas emocionales y conductuales muy diversas: inquietud, aburrimiento, agobio, irritabilidad, tristeza, miedo…

Cuando son muy pequeños expresan estos estados emocionales mediante su comportamiento o su lenguaje no verbal, mostrándose más inquietos o más pasivos de lo normal, con gritos, llantos, dificultades para dormir, pesadillas, alteraciones del apetito, etc. Será a partir de los 8 años, cuando la expresión emocional será mayor, más evidente y más verbalizada.

Es importante que estemos atentos a estas expresiones emocionales y de conducta de nuestros hijos e hijas, más aún en esta experiencia de salir a la calle después de tantos días.

Ser conscientes de que son unas circunstancias especiales, que no van a volver a las mismas calles, con la anterior actividad social, ni van a poder actuar con la misma libertad, jugando con otros niños, por ejemplo, o dejándose llevar por su natural curiosidad e impulsividad.

2. ¿Hay que preparar de algún modo la salida a la calle de los niños y niñas?

Sí, es conveniente preparar y planificar la salida de nuestros hijos e hijas a la calle. Decirles con antelación a qué hora van a salir y que podrían hacer. Preparar los juegos que quieran llevar.

Al mismo tiempo, el que haya un plan prefijado, y no se deje todo a la improvisación, va a reducir los niveles de ansiedad de los padres y madres, será más fácil que se consiga lo que se busca en esa salida (actividad, juego, diversión, esparcimiento…) contribuyendo a mantener un ambiente más relajado.

Habla con ellos, explícales cómo va a ser la salida de casa, cómo van a estar las calles, qué vais a hacer y cómo va a ser el regreso a casa.

3. ¿Qué y cómo debemos preparar la salida a la calle? ¿Qué tenemos que explicarles?

Para preparar a las niñas y niños para su salida de casa, además de detallarles las medidas de seguridad e higiene que las autoridades sanitarias han establecido, debemos explicarles qué van a encontrarse cuando salgan, que será diferente a otros domingos u otros días que ellos recuerdan: habrá pocas personas en la calle, la mayoría de los sitios estarán cerrados, no podrán ir a sus lugares de antes –los parques infantiles o instalaciones deportivas estarán prohibidos–, o no podrán hacer cosas que hacían antes sin problemas.

Antes de los 9 años será cuando más dispuestos estén a creer que en esta salida a la calle van a hacer los mismo que hacían antes. Hay que intentar aclarar con calma y comprensión todo lo que ha cambiado. Que vean esta hora de paseo como un tiempo exclusivo con su madre o su padre fuera de casa, que puedan preguntar lo que quieran y que estarán a su lado para lo que necesiten.

Es muy conveniente recordarles la prudencia que deben mantener en estas salidas. Y si se decide seguir la recomendación de que los menores lleven mascarilla, hablarles de los motivos y también de cómo deben usarla y que deben hacer si les molesta y desean quitársela.

Finalmente hay que explicarles que a determinada hora regresarán a casa, y que si desearan volver a casa antes de esa hora de tiempo, estaremos dispuestos a escucharles.

4. ¿Y si los niños no quieren salir a la calle?

Y si los niños no quieren salir a la calle

Si los niños o niñas no quiere salir a la calle, escucha los motivos por los que no quieren hacerlo.

Tal vez al haberles explicado con anterioridad los motivos por los que había que quedarse en casa, hayan creado al “monstruo del coronavirus” en su imaginación y sientan miedo a encontrarse con él.

Hay que tener en cuenta que a partir de los 7 u 8 años comienzan los miedos a contagiarse de enfermedades y a los 9 o 10 años ya entienden el concepto de enfermedad y que muerte es irreversible.

También pueden sentir apatía o desinterés ante la idea de que sólo van a salir a pasear, que no podrán ver a sus amigos o jugar en el parque. O que prefieran no dejar de hacer en casa otras cosas que les motiven más que pasear: el ordenador, el móvil, la tablet o la consola.

Sea por motivos de miedo, por apatía o por preferencias, en primer lugar, no debemos obligarles a salir, pero si debemos buscar formas de motivarles, de hacerles ver que este paseo les va a venir bien para coger aire, para ver su barrio y para compartir con “papa” o “mama” un tiempo diferente y al aire libre.

Podemos esperar a que se sientan preparados.

Si al salir de casa los niños y niñas sienten de nuevo rechazo a estar en la calle, no debemos forzarles, es preferible volver a casa e intentarlo de nuevo más tarde u otro día. Pero una vez en la calle podemos intentar hacerles participar en un juego que les motive y que les distraiga de lo que sienten: echar una carrera, jugar al pilla, pilla…

5. ¿A dónde les llevo en esta salida a la calle?

Qué tener en cuenta en la salida de los niños a la calle

Pregúntales. Anímales a pensar en el paseo que quieren dar, en los sitios que les gustaría visitar en su barrio, en la actividad que les gustaría realizar en esta salida a la calle.

Es recomendable tener un recorrido pensado pero siendo flexibles y comprensivos si cambian de opinión o prefieren volver a casa antes.

6. ¿En qué momento del día conviene salir a la calle?

Una vez más, escucha las opciones que os planteen vuestros hijos y busca la que mejor se adapte a ellos y a vosotros. Convertid el tiempo dedicado a tomar esta decisión como un tiempo para que expresen y compartan su opinión y lo que desean.

7. ¿Qué cosas deberíamos llevar en esta salida?

Explícales lo que sí pueden o no llevar. En esta salida los niños pueden llevar consigo patinete, bicicleta o cualquier otro juguete.

8. ¿Y si se cruzan con otros amigos o amigas?

Fomenta que se paren (a la distancia correcta) y hablen. Que expresen lo contentos que están de verse, que se manden abrazos y besos a distancia (hay que ir enseñándoles) o algún saludo que se inventen o que incluso acuerden entre ellos. Que hagan algún plan para cuando se puedan juntar más adelante. Esto les generará ilusión.

9. ¿Y la vuelta a casa?

Tras la hora de paseo, en la vuelta a casa puede que observemos en ellos tranquilidad, habrán gastado mucha energía y se sentirán cansados. Sin embargo, podrían reaccionar con enfado, quejándose o llorando.

Lo más importante es que no perdamos la calma, que no nos enfademos y que les ayudemos a manejar esas emociones: “te entiendo”, “es normal que te sientas así”…

9 Preguntas importantes sobre la salida de los niños a la calle durante el confinamiento, relacionadas con las emociones y conductas en los más pequeños en esta nueva situación Clic para tuitear

10 recomendaciones psicológicas para la salida de los niños a la calle

Si crees que esta información puede ser de utilidad para otras personas ¡COMPÁRTELA! Haz clic en la imagen de la infografía, cópiala y vuelve a esta página para hacer clic en el botón izquierdo. Te llevará directamente a tu aplicación WhatsApp.
10 consejos para padres sobre la salida de los niños a la calle

Clic para ampliar

Además de las indicaciones que han hecho las autoridades sanitarias sobre esta salida de los niños a la calle, os proponemos 10 consejos de orden emocional y psicológico

  1. No les obligues a salir, pero busca la forma de motivarles.
  2. No es el momento de exigirles, si no de escucharles, mostrarles apoyo y comprensión, de darles seguridad y confianza.
  3. Facilita que se diviertan, haciéndoles que dirijan su atención al juego, y cambia de actividad si no consiguen estar cómodos y distraídos.
  4. Fomenta actividades físicas activas (correr, bici, patinete…). Un objetivo importante de salir es hacer ejercicio físico.
  5. Cálmales si en algún momento sienten temor. Que sientan que todo está controlado.
  6. Facilita la comunicación a distancia con los niños y niñas que se encuentren. Fomenta que hagan preguntas a los otros y que se cuenten lo que están haciendo.
  7. Avísales 10 minutos antes de la hora de regresar a casa para que vayan haciéndose a la idea. Si quieren quedarse más, diles que les entiendes, pero que no puede ser. Que entiendan que no depende de vosotros.
  8. Hazles fácil y divertido el momento de limpieza y lavado al entrar en casa, para que cuando vuelvan a salir no sea algo que recuerden como negativo y les pueda quitar las ganas de repetir otro día.
  9. Valora y refuerza tanto lo divertido y bueno que ha tenido la salida, como las buenas actitudes que hayan tenido vuestros hijos e hijas. No les reproches en exceso las actitudes menos correctas en este momento, ya lo harás en otra ocasión más conveniente.
  10. Si se “portan mal” no les digas que les vas a castigar con no salir otro día. Háblalo con ellos y diles lo que no te ha gustado y por qué.

La actual situación que estamos viviendo puede ser asumida como una oportunidad para potenciar nuestros lazos afectivos y la comunicación en la familia.

Esta puede ser una vivencia que vuestros hijos e hijas recordarán el resto de sus días con alegría y amor, y de la que obtendrán aprendizajes emocionales muy importantes para sus vidas.

Autora

Psicóloga Madrid. Mariola BonilloMariola Bonillo

Psicóloga Sanitaria. Experta en Terapia de Pareja y Sexualidad. Especialista en Psicología Familiar.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 7 • Nota Media: 4.3)