Los problemas de Salud Mental, aún un tema tabú que tendemos a ocultar

Los problemas de Salud Mental, aún un tema tabú que tendemos a ocultar

(Tiempo de lectura 8 minutos)

Llevo más de 20 años trabajando en salud, en una parte de la salud tan importante como la salud física, la salud mental. La Organización Mundial de la Salud afirma que sin ella, no hay salud. Hoy, Día Mundial de la Salud Mental, quiero que hagamos juntos algunas reflexiones.

¿Qué significa salud mental?

La Salud Mental se define como un estado de bienestar emocional, psíquico y social. Afecta a nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Determina nuestra interacción con la vida. Cómo gestionamos las situaciones difíciles, cómo nos relacionamos con otras personas y tomamos decisiones.

Pero, el concepto de salud mental no es absoluto. No padecer un desorden mental reconocido, no indica necesariamente que gozaremos siempre de salud mental.

El concepto de salud, no es en blanco y negro, –se tiene o no se tiene–, es una cuestión de grados. En la vida pasamos y pasaremos por distintos momentos, donde nos encontraremos con diferentes estados de salud física, también de salud mental.

Es importante que le prestemos atención y cuidado a nuestra salud de un modo integral. El tipo de dificultades, y la forma en que las afrontemos, determinará la aparición o no de algún desorden emocional o psicológico, y este podrá ser de diferentes tipos e intensidades.

Por todo esto, el concepto de Salud Mental debe ser un concepto natural, al igual que la salud física, sin prejuicios ni estigmas. Todos y todas pasaremos por momentos en los que experimentaremos algún problema, pero eso no significa que seamos el problema.

Me gusta mucho el eslogan de la campaña de la Confederación Salud Mental España, para celebrar la jornada de hoy: “Soy como tú aunque no lo sepas”. Viene a recordarnos que cuando hablamos de tener o no salud mental, todos y todas estamos en el mismo “barco”.

Experimentar algún problema en nuestra salud mental no significa que seamos el problema Clic para tuitear

¿Qué dicen los datos sobre salud mental?

10 datos sobre Salud Mental

Las cifras que ofrecen los diferentes estudios epidemiológicos, y que nos hablan de cómo es la salud mental en el Mundo, en Europa o en España, impresionan.

Un estudio europeo que se hizo en 2010 que incluyó 30 países, arrojaba datos como que el 38,2%, es decir, 164 millones de personas en Europa sufría de algún trastorno mental en el momento del estudio.

Otro más reciente en España, el estudio ESEMeD-España sobre la epidemiología de los trastornos mentales, realizado en una muestra de población general española adulta (Haro et al., 2005), dice que el 19,5% de los españoles presentaron alguna vez en la vida algún trastorno mental.

En torno a un 9% de la población española presenta en la actualidad algún trastorno mental. Son más vulnerables las mujeres teniendo unas cifras que casi duplican a los hombres en ansiedad y depresión fundamentalmente. Un estudio publicado en la revista Gaceta Sanitaria concluye que el 19,9% de las mujeres trabajadoras en España tiene problemas de salud mental, frente al 13,9% de los hombres.

También es importante prestar atención a los datos sobre trastornos mentales en niños y adolescentes, donde algunos estudios epidemiológicos indican que entre el 7 y el 25% de los menores reúnen criterios para un diagnóstico psiquiátrico.

Los problemas o trastornos mentales más comunes son ansiedad, insomnio y depresión y los cinco trastornos mentales con un mayor impacto son la distimia, el episodio depresivo mayor, los trastornos por estrés post-traumático, los trastorno por pánico y la fobia social.

¿Cómo está actualmente la atención a la Salud Mental?

Aunque se hacen ciertos esfuerzos, y en la declaración de Helsinki (Declaración Europea, 2006), se insta a impulsar un giro desde la atención en los servicios de salud mental, tenemos aun con mucho por hacer.

Por ahora, solo una pequeña parte de las personas con problemas de salud mental reciben tratamiento, y en muchas ocasiones con retraso o tratamientos ineficaces.

Otra gran parte de la población ni siquiera sabe que tiene una enfermedad mental.

Actualmente, España invierte en salud mental un 5,5% del gasto total sanitario, mientras que la media europea está en el 7%.

Mientras las instituciones trabajan en mejorar estos niveles de atención, ¿qué podemos hacer por nosotros, por nuestros amigos y familiares?

España invierte en salud mental un 5,5% del gasto total sanitario mientras europea está en el 7% Clic para tuitear

¿Qué podemos hacer por nuestra Salud Mental?

En primer lugar, podemos ir aprendiendo a detectar nuestros problemas y ser más conscientes de ellos.

Tener información y más auto consciencia es el primer paso para resolver nuestras dificultades.

Os aconsejo leer este interesante artículo que aporta información y reflexiones muy valiosas:

Muchas personas alcanzan a sentir que están “mal” incluso “muy mal”, pero no identifican ese elevado malestar con padecer algún trastorno, como una depresión, un trastorno de la personalidad, de alimentación o un trastorno obsesivo.

Sí lo sé, puede parecernos sorprendente, pero es la realidad, y lo veo con frecuencia en la consulta y en mi entorno. Demasiadas personas atienden sus dificultades con un “ya se me pasará” o un “soy así”… y, o nunca atienden esos problemas, o llegan a demorar su atención hasta 5 o más años. Y en el transcurso del problema, se esfuerzan y luchan por estar mejor. Desde el conocimiento que tienen a su alcance, aplican la intuición o se dejan aconsejar por los amigos, y viven día a día enfrentándose a síntomas que hacen de su vida, en muchas ocasiones, un verdadero calvario.

Así pues, la primera cuestión importante en Salud Mental es disponer de una adecuada y suficiente información, para adquirir conocimiento y poder ser conscientes, identificar y prevenir los problemas.

Sentimientos de culpabilidad. El estigma en Salud Mental

Estigma y culpabilidad en Salud Mental

Documento sonoro sobre Psicología y Psiquiatría

El Diario (La Ser) | ‘Con cualquier enfermedad la gente se pone en tu piel, con una mental no’

El sentido testimonio de una madre. «Natividad reivindica la dignidad y rehabilitación de su hija de 27 años».



Muchas personas si son conscientes de su enfermedad, de sus problemas, y han decidido acudir a un psicólogo, psicóloga o psiquiatra, para afrontarlos. Estas personas, a pesar de que evidentemente, no han elegido estar enfermas, y no han tomado ninguna decisión consciente que haya provocado su enfermedad; se sienten culpables y avergonzados, y sufren el aislamiento y los efectos de un estigma que aun permanece en nuestros días asociado a las enfermedades mentales.

Las personas, aceptamos con naturalidad tener una enfermedad física, no nos sentimos culpables por ello; lo compartimos, lo expresamos, nos entienden y con ello obtenemos apoyo de los demás, y nos sentimos aliviados y acompañados. Todos escuchamos a personas hablando de sus enfermedades como parte de las conversaciones diarias y naturales en su vida. Sin embargo estar (y no digo tener o ser, sino estar) con algún problema psicológico o mental, en general nos avergüenza, nos sentimos débiles, inferiores, culpables, incapaces… y lo ocultamos.

A lo largo de estos años más de la mitad de mis pacientes en algún momento me han expresado con gran tristeza, también con indefensión y sobre todo con sentimientos de soledad, que no podían compartir sus problemas psicológicos, que no les entendían, y que llevaban su enfermedad en silencio, por miedo a que les viesen débiles, al rechazo, al despido, y también por miedo a las respuestas banales de los otros, vacías de empatía, generadas desde la falta de “cultura y conocimiento sobre salud mental”. Frases como: “Lo que tienes que hacer es salir y divertirte”. “Es que no te esfuerzas”. “Te falta voluntad”. “La felicidad es una decisión”…

Lo peor es que estos comentarios convencen muchas veces de que es así, a quienes sufren trastornos mentales.

Un problema de salud mental es un reto en nuestra vida

Tener un problema de salud mental no puede ser ni un secreto, ni una vergüenza, sino un reto para conseguir nuestro equilibrio.

Todos tenemos una persona a nuestro lado con algún problema de salud mental, o la tendremos, según las cifras que arrojan los estudios epidemiológicos. Nosotros mismos podremos tener unos o varios problemas de salud mental a lo largo de nuestra vida. Es hora de prepararnos y avanzar, en el conocimiento de la enfermedad mental y en la comprensión de quienes la padecen.

Preguntemos con respeto y sin juzgar, busquemos información de buenas fuentes, escuchemos sin dar soluciones que no tenemos, demos solo apoyo, que en estos difíciles momentos no se sientan solos o solas.

Un problema de salud mental no puede ser ni un secreto, ni una vergüenza, sino un reto Clic para tuitear

Sería bueno que desde estas reflexiones, avancemos con la mente despejada de miedos y de prejuicios hacia la construcción de una mejor salud mental, nuestra y de todos. Para que desarrollemos nuestras capacidades emocionales, disfrutemos de nosotros mismos, y también de los demás, de nuestras parejas y familia, y alcancemos la armonía y el bienestar que todos y todas merecemos.

Autora

Psicóloga Madrid. Julia VidalJulia Vidal

Psicóloga Sanitaria. Directora del Centro de Psicología en Madrid Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Emociones y Salud.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 18 • Nota Media: 4)