El dolor crónico “rompe” nuestro bienestar emocional

El dolor crónico “rompe” nuestro bienestar emocional

Hay un mecanismo básico que se activa cuando nuestro cuerpo está sufriendo un daño, es adaptativo, nos avisa y nos permite rechazar instintivamente las situaciones que suponen un riesgo físico. Es lo que en terminología médica se denomina: dolor agudo.

Pero hay otro tipo de dolor, mucho más complejo, y que no cesa aunque si lo haya hecho la causa que lo produce, o su intensidad no se explica sólo por la lesión que lo ha producido. Este es el dolor crónico, que se mantiene en el tiempo –más de 3 meses– y que afecta a nuestra salud emocional e interfiere de forma significativa en nuestra vida.
En muchas de las personas que acuden a consulta, identificamos la experiencia de dolor en el origen y evolución de sus dificultades. Y también observamos una elevada indefensión para comprender y afrontar este proceso de dolor.

He querido entrevistar a las coordinadoras y compañeras del Grupo de “Psicología y Dolor” del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM), como expertas en el ámbito del dolor, para realizarles algunas de las preguntas que recibimos con más frecuencia y otras que me parecen que darán información a los lectores.
Ellas son Milena Gobbo y Almudena Mateos, psicólogas sanitarias, especialistas en dolor, investigadoras que lideran y dinamizan grupos y actividades, para hacer llegar a la población general este conocimiento sobre el dolor y todo lo que se puede hacer desde el ámbito de la Psicología.

Leer más
Cefalea tensional: Cuando nuestras emociones ejercen la presión

Cefalea tensional: Cuando nuestras emociones ejercen la presión

¿Qué sensaciones físicas experimentas? Siempre les hago esta pregunta a las personas que acuden a consulta. Sus respuestas me proporcionan una valiosa información. Más allá del motivo por el que acuden, hay muchas claves, en las manifestaciones físicas que tienen frente al malestar emocional. Es lo que denominamos en Psicología somatizaciones. Y hay una somatización que destaca por encima de las demás: el dolor de cabeza, y más concretamente un tipo de dolor de cabeza: la cefalea tensional o dolor de cabeza tensional.

Leer más
Un enfoque integral en el tratamiento del síndrome del intestino irritable

Un enfoque integral en el tratamiento del síndrome del intestino irritable

“¿Por qué me recomiendas ir al psicólogo? No tengo ningún problema mental… es físico… Mis molestias y dolores abdominales no creo que se arreglen con Psicología… Me han diagnosticado síndrome del intestino irritable, no un trastorno psicológico.”

Cuando escuché esta afirmación, estaba con un grupo de amigos. Aprecié por el tono y la rotundidad de la frase, dos creencias, primera, que sólo se acude al psicólogo cuando se tiene un trastorno psicológico –recomendarlo supone, en alguna medida, atribuir a la otra persona algún trastorno o patología–, y segunda, que lo físico y lo mental no tienen ninguna relación, como si entre ambos “mundos” hubiera una frontera evidente.

Leer más
Aspectos psicológicos del dolor ¿Cómo podemos aliviarlo?

Aspectos psicológicos del dolor ¿Cómo podemos aliviarlo?

El dolor físico es una sensación que experimentamos desde que nacemos. De uno u otro modo convivimos con él a lo largo de nuestra vida. Lo sentimos en muchas circunstancias y situaciones cotidianas, ante una caída, una infección, una herida, un accidente, y también lo sentimos sin saber identificar su origen. A pesar de ser algo tan común, frente al dolor, casi nunca nos planteamos una estrategia distinta que tomar analgésicos. Pero la realidad es que el dolor puede provocarnos un malestar que va más allá de las sensaciones físicas, puede afectar a nuestras emociones y paradójicamente esas emociones pueden alimentar e incrementar nuestro dolor. Sí, el dolor y las emociones están muy conectados. Este artículo quiero dedicarlo a la psicología del dolor, explicaros por qué dependiendo de cómo seamos, de cómo sintamos y de cómo nos comportemos, percibiremos el dolor de un modo más o menos intenso y más o menos incapacitante.

Leer más
¿Cómo nos relacionamos con el dolor?

¿Cómo nos relacionamos con el dolor?

El dolor es una sensación localizada en alguna o varias partes de nuestro cuerpo y siempre es una experiencia perceptiva desagradable. Cuando este se mantiene en el tiempo se considera dolor crónico. Una vivencia que produce emociones y modifica la relación con nuestro entorno, y que por tanto siempre estará asociada a un amplio número de factores biológicos, psicológicos y sociales.

Leer más