262017Jun
El nacimiento de un bebé debería ser motivo de alegría… ¿Por qué me invade la tristeza?

El nacimiento de un bebé debería ser motivo de alegría… ¿Por qué me invade la tristeza?

Tener un bebé es una gran experiencia emocional. Desde que se conoce su próxima llegada, las madres y los padres se preparan para darle la bienvenida. Más allá de las dificultades de atención y cuidados, todo apunta hacia una vivencia llena de alegría y entusiasmo, entonces… ¿Por qué a muchas madres y padres les embarga una intensa tristeza postparto? ¿Es normal, es frecuente? ¿Cuándo puede considerarse que es algo más que tristeza, que estamos padeciendo una depresión postparto?.

Conocer los aspectos emocionales de esta importante etapa vital va a permitirnos gestionar de un modo correcto la tristeza y evitar que progrese hacia un estado depresivo.

Con la llegada del bebé, ambos progenitores tendrán cambios hormonales y emocionales, y estos suceden de un modo imprevisto. El bebé necesita atención y cuidados, lo que significa cambios en las rutinas y en los tiempos de descanso. También se vive como una nueva experiencia que genera dudas, inquietudes… ansiedad incluso. La primera consecuencia es el cansancio y un cierto grado de estrés que las madres y padres inevitablemente experimentan.

Una de las emociones displacenteras que aparece en la etapa postparto es la tristeza. Recientes estudios colocan en un 80% la cifra de madres que sienten esta tristeza postparto o “baby blues”. Se manifiesta con sentimientos que alternan momentos de euforia con otros de abatimiento, se siente melancolía, angustia… y se llora sin motivo aparente. Acompañan a estas emociones, mayor irritabilidad y sensación de fragilidad.

Es importante saber que la tristeza postparto es debida a los cambios hormonales y emocionales, sus síntomas son por lo general leves y suelen durar una o dos semanas y desaparecen por sí solos.

Si las emociones displacenteras, por su duración e intensidad, conlleva un malestar psicológico significativo para alguno de los progenitores, incluso para los dos, podríamos hablar de depresión postparto.

La depresión postnatal ocurre en un 15% de los partos, y entre un 3% y un 6% de las mujeres lo experimentan durante el embarazo (periparto).

La tristeza postparto ocurre en un 80% de los casos, la depresión postparto en un 15%… ¡Distínguela! Clic para tuitear

¿Qué es la depresión postparto y cómo diferenciarla de la tristeza postparto?

La depresión postparto es una trastorno del estado de ánimo que puede iniciarse durante el embarazo (periparto) o en el postparto, en cuyo caso, comienza entre una semana y un mes después del parto.

Padecer una depresión postparto implica sentimientos de tristeza, ansiedad, miedo, cansancio e incluso aislamiento, que pueden llegar a ser extremos, afectando en ocasiones a la capacidad de la persona para cuidarse a sí misma.

Para facilitar la identificación y comprensión de este trastorno, quiero compartir algunas situaciones que destacan por su frecuencia en mi trabajo en consulta.
  • Parejas en las que, meses antes del parto, empeora la comunicación, no llegan a acuerdos, discuten y sufren. Ella expresa síntomas de depresión periparto que difícilmente puede gestionar.
  • Mujer con síntomas de depresión postparto 6 meses después de dar luz, coincidiendo con el final del periodo de lactancia y la incorporación a la vida laboral.
  • Mujer que, 8 meses después del parto, manifiesta síntomas de depresión. Meses anteriores y posteriores a dar a luz había tenido una gran carga laboral y la sobrecarga hizo que se viera desbordada e incapaz de cuidarse.
  • Mujer que, tras el parto, decidió parar su actividad laboral para centrarse en el cuidado de su bebe. Imaginaba que la dedicación exclusiva le proporcionaría la satisfacción que deseaba. Estaba satisfecha, sin embargo, no tanto como se había imaginado. A los dos años, cuando su hijo empezó en la escuela infantil, sus síntomas de depresión se agravaron.

Síntomas de la depresión postparto

Síntomas de depresión postparto

  • Tristeza, desesperanza, vacío.
  • Llanto frecuente y sin motivo aparente.
  • Preocupación excesiva.
  • Ansiedad, nerviosismo e inquietud .
  • Malhumor, irritabilidad, furia y enfado .
  • Dormir mucho o poco, incluso no poder dormir cuando el bebé duerme.
  • Dificultad para concentrarse, tomar decisiones y recordar.
  • Pérdida de interés en actividades que antes eran gratificantes.
  • Molestias físicas y dolores, de cabeza, de estómago.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Aislarse de amigos y familiares.
  • Dificultades para retomar la actividad sexual
  • Problemas para crear un vínculo afectivo con el bebé.
  • Miedos y dudas sobre la capacidad para cuidar el bebé.
  • Enfrentamientos o distanciamiento con la pareja .
  • Pensar en hacerse daño a una misma (o a uno mismo), o al bebé (fobias de impulsión).

Más información en Psicología y Psiquiatría

Si os sucede este último síntoma, os recomiendo leer mi artículo | “Fobias de impulsión: Cuando tememos nuestros propios pensamientos”
Hay 15 indicadores que debemos atender en nuestras emociones en la etapa postparto Clic para tuitear

Para que estos síntomas representen una depresión postparto, tienen que ser intensos y duraderos y que condicionen de un modo significativo la vida de la persona.

En todo caso, es conveniente, ante la duda en identificar y diferenciar la tristeza postparto de la depresión postparto, buscar asesoramiento de una psicóloga o psicólogo, para confirmar y evitar que avance el proceso.

¿Por qué aparece la tristeza postparto?. ¿Ambos progenitores pueden padecer esta tristeza, incluso, depresión?

Ya he comentado que la llegada del bebé supone, en ambos progenitores, cambios hormonales y consecuencias emocionales.

En el caso de la mujer, después de dar a luz, los niveles hormonales a los que estaba expuesta durante el embarazo (estrógenos y progesterona), disminuyen rápidamente, lo que genera una alteración bioquímica en el cerebro provocando alteraciones en el estado de ánimo.

Los hombres tampoco escapan a esta “revolución hormonal”. En ellos disminuye la testosterona y aumenta la oxitocina (hormona del apego), lo que genera mayor ternura y sensibilidad para generar vínculo con el bebé. Aunque los estudios aluden más a mujeres, un estudio publicado en Pediatrics refiere que entre un 5% y 10% de varones pueden experimentar tristeza postparto.

Hombres y depresión postparto

Las dificultades para descansar (a veces por la preocupación excesiva de atender al bebé), la incomodidad por la falta de sueño, el estrés producido por la nueva situación, la preocupación por generar un vínculo adecuado con el bebé, las expectativas no cumplidas en el parto (parto natural o por cesárea) y en el postparto (por ejemplo decidir la lactancia materna o no) y el cansancio físico y emocional, van a condicionar el estado de ánimo.

Los síntomas de una depresión postparto son intensos, duraderos e interfieren en nuestra vida Clic para tuitear

¿Cómo afecta a la pareja?

Tener un bebé, aunque sea una gran experiencia emocional, es un acontecimiento vital que conlleva cambios en la dinámica de la pareja. Supone adaptarse a la nueva situación familiar. En el proceso de adaptación pueden aparecer consecuencias emocionales displacenteras que afectan a la pareja: inseguridad, celos, tristeza o dificultades para encontrar tiempo para cuidar la pareja, y para establecer una adecuada comunicación.

Una vez más, mi consejo es que aprendamos a gestionar de un modo adaptativo estas emociones, y si nos vemos superados por la situación, con pocos recursos o habilidades, no tengamos duda en solicitar orientación. Nuestra labor como psicólogas y psicólogos es ayudarte en etapas como esta, a mantener tu mejor Salud Emocional.

Predisposición a padecer depresión postparto

Se han identificado algunos factores de riesgo (fundamentalmente en la mujer):

  • Antecedentes personales de depresión.
  • Aspectos de personalidad: tendencia a la preocupación, inseguridad, miedo, perfeccionismo
  • Predisposición a tener dificultades emocionales: ansiedad, culpa…
  • Cualquier suceso estresante que ocurra durante el embarazo o en el postparto (enfermedad o fallecimiento de un familiar, pérdida de empleo, conflictos con la pareja o con la familia o amigos…).
  • Complicaciones médicas durante el parto o en el postparto, parto prematuro o bebé que nace con problemas médicos.
  • No sentir que tenemos apoyo en nuestro entorno, pareja, familia, amigos.
  • Haber tenido síntomas de depresión en un embarazo anterior.
¿Qué podría predisponernos a padecer depresión postparto? Clic para tuitear

¿Cómo afronto mi propia depresión postparto o la de mi pareja?

Cómo superar la depresión postparto

A diferencia de la tristeza postparto, que generalmente desaparece al poco tiempo de dar a luz, los síntomas de la depresión postparto son más intensos y graves, por lo que es importante recibir tratamiento, para elevar la percepción de comprensión y autoconfianza, y mejorar el estado de ánimo.

Si las dificultades propias de esta etapa nos superan, y generan emociones, pensamientos y conductas que perjudican e interfieren en nuestra vida personal, de pareja y familiar, es importante afrontar cuanto antes la situación, para evitar consecuencias futuras.

La depresión postparto es un desorden que aparece con diferentes niveles de intensidad y complejidad.

Los tratamientos psicológicos facilitan la comprensión de los procesos emocionales, y la adquisición de habilidades y recursos para gestionar esas emociones, adecuar los pensamientos y conductas, y retomar el control sobre nuestra vida, favoreciendo que esta etapa se desarrolle como una vivencia positiva y establezca de un modo adecuado el valioso vínculo entre el bebé, la madre y el padre.

¿Qué pueden hacer las personas del entorno cuando observan que alguien cercano tiene tristeza postparto o depresión postparto?

La clave es la empatía: la comprensión y el apoyo de los más cercanos será fundamental para la mejora del ánimo de la persona afectada.

No restar importancia a las emociones que está sintiendo (no ha elegido estar así) y animar a que si se siente desbordada solicite ayuda cuanto antes, ya que el tiempo puede hacer más difícil superar las dificultades emocionales.

Ayudar en el cuidado del bebé, entendiendo que lo que solicita es porque lo necesita, facilitando un tiempo para descansar y también algo de “tiempo libre” para pasear y darle “normalidad” a las emociones.

Además de las personas próximas, existen grupos de apoyo que facilitan esta percepción de normalidad, por ejemplo grupos de lactancia donde se reúnen madres para aprender y compartir sus experiencias.

Conclusiones

En una etapa como esta, tras el nacimiento del bebé, es fundamental potenciar la sensación de control. Nos ayudará a ello, gestionar de un modo adaptativo las emociones, mantenernos tranquilas, descansadas en la medida de lo posible y sobre todo, evitar el exceso de perfeccionismo y de auto exigencia:

Viviremos experiencias completamente nuevas, un bebé generará demandas que ocuparán un tiempo que es limitado y por tanto no llegaremos a todo. Hay que ser flexibles y tratar de hacerlo lo mejor posible, pero no pretender la infalibilidad o la perfección.

Si sentimos tristeza postparto, conviene vivirlo con un adecuado grado de “normalidad”; ya hemos insistido en que un gran porcentaje de las mujeres pasan por un período similar y hemos explicado los motivos.

No obstante, si las emociones tienen una intensidad y duración que interfieren en tu vida, no lo dudes, cuenta con la ayuda de una psicóloga o psicólogo.

La maternidad es un período en el que se espera alegría y felicidad, pero también hay que aceptar que habrá momentos en los que no disfrutaremos como imaginamos. Acepta estas emociones como parte de este tiempo.

Además, es una etapa donde se establecen importantes vínculos y saludables apegos entre los progenitores y el bebé: cuídalos… cuídate.

Autora

Psicóloga Madrid. Mariola BonilloMariola Bonillo

Psicóloga Sanitaria. Experta en Terapia de Pareja y Sexualidad. Especialista en conflictos de pareja e intervención familiar.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 10 • Nota Media: 4.8)