282017Ago
Divulgación responsable en temas de Salud Emocional y Psicología

Divulgación responsable en temas de Salud Emocional y Psicología

Los profesionales sanitarios no somos ajenos a la repercusión que tienen las noticias y la información sobre salud, en especial la información sobre la salud mental y la salud emocional, más aún cuando estas provienen de fuentes con una gran capacidad de influenciar, ya sean medios masivos de comunicación, o personalidades, que por su fama, visibilidad o notoriedad social, consiguen llegar a millones de personas, convirtiéndose en “virales” opiniones y contenidos que tratan temas muy sensibles.

Creo que todos recordamos noticias que han generado una gran controversia y confusión en la ciudadanía. Sin entrar en detalles, lo importante para mi, y el motivo que me ha llevado a escribir este artículo, es que la información y las opiniones relacionadas con la salud, y en particular con la salud emocional, cuando tienen su origen en medios de comunicación o personas relevantes, no son inocuas, son capaces, en mayor o menor medida, de influir y modelar la percepción sobre estas cuestiones, y podrían generar graves e importantes consecuencias.

La información y las opiniones en los medios, relacionadas con la Salud Emocional, no son inocuas Clic para tuitear

¿Por qué la información sobre la salud mental y emocional en los medios de comunicación es relevante?

Como psicóloga y psicooncóloga, un elevado porcentaje de mi tiempo de trabajo está dirigido a aspectos pedagógicos y didácticos: explicar, ayudar a comprender, evitar pensamientos desadaptativos, identificar creencias erróneas, aprender a cuestionar modelos, ideas o roles incorrectos o claramente perjudiciales, etc. Este mismo blog que estás leyendo, es un medio para realizar esa labor de información y prevención, más allá del espacio y el tiempo que tenemos en las sesiones de consulta en el Centro. (Este es también uno de los objetivos de los cursos que impartimos en nuestra Aula de Salud Emocional).

Hay muchas dificultades y trastornos emocionales en los que, por las propias características del desorden, las personas que los padecen son especialmente vulnerables y frágiles a las influencias externas: información, opinión, modelos y estereotipos… Hablo de temas como: los trastornos de la conducta alimentaria, la adaptación a la enfermedad (como en el caso del cáncer), la depresión, la ansiedad…, y un largo etcétera.

Actualmente proliferan los espacios y canales de comunicación: internet, periódicos, revistas, tv, podcast… La multiplicación de la información no significa disponer de mejor información, la necesidad de tiempo y de criterio para realizar una buena selección entre tanta oferta, implica en muchos casos estar menos o peor informado.

La desinformación es un problema en general, pero, cuando hablamos de Psicología y de Salud Emocional, cuando hablamos de la información sobre la salud mental, la falta de información o la información incorrecta, pueden representar un riesgo de incrementar las dificultades de las personas que padecen trastornos o desordenes emocionales, empeorar la sintomatología y prolongar o aumentar el sufrimiento.

Las psicólogas y psicólogos, consideramos relevante que los medios de comunicación, y aun más los medios públicos, cuando traten temas de Psicología y Salud Emocional, tengan responsabilidad y entiendan el alcance y repercusión de los mensajes que difunden.

Los profesionales de la Psicología creemos relevante el rigor en la información sobre salud emocional Clic para tuitear

¿Qué consecuencias tiene una inadecuada información sobre la salud mental y la salud emocional?

Consecuencias de la mala información sobre la salud mental

Las consecuencias de divulgar información equívoca, inexacta o errónea, o hacerlo sin un uso responsable de la terminología y del contexto informativo adecuado, puede provocar en personas con dificultades emocionales:

  • Emociones desagradables: miedo, incertidumbre, impotencia, frustración, rabia, angustia, incomprensión, vulnerabilidad o confusión.
  • Alimentar creencias, obsesiones y pensamientos irracionales relacionado con los síntomas, sensaciones y conductas.
  • Generar ideas del tipo “no tengo el control”, “me he equivocado”, “soy culpable de lo que me ha sucedido”.
  • Fomentar comportamientos o conductas impulsadas por nuestras emociones, lo que en psicología llamamos CIE, que se generan; por ejemplo, ante un miedo irracional por una información que se percibe como amenazante.
  • Potenciar mecanismos desadaptativos, como las hipótesis anticipatorias y las hipótesis catastrofistas, las interpretaciones tremendistas o poco realistas, ante mensajes ambiguos y poco precisos, pero cargados de información de riesgos y peligros.

Estas y otras consecuencias, que originan las noticias y la información inadecuada en los medios de comunicación, las vemos con mucha frecuencia en la consulta de psicología, y en ocasiones cuesta desmontar estas creencias, ya que las personas se aferran a ellas, como si fuera un dato o una referencia fiable.

Dónde radica la responsabilidad de la divulgación en materia de Psicología en medios de comunicación

No es fácil apuntar en que dirección o en qué ámbito, se encuentra la mayor responsabilidad de un fenómeno tan complejo, en el que participan tantos “actores”.

Creo que cada una de nosotras y nosotros, si participamos divulgando información sensible, desde la posición que ocupemos en la comunicación, debemos reflexionar sobre el rigor científico de esa información, pero también sobre la forma en la que la comunicamos: el tono, la terminología, el contexto, etc. Los medios de comunicación, tendrían también que reflexionar, y hacerlo en la medida de su enorme poder y capacidad de influencia, valorando su parrilla de programación, las formas en la comunicación, la sensibilidad y la comprensión hacia las personas con problemas emocionales.

Se me ocurren algunas preguntas relacionadas con la Psicología en los Medios de Comunicación:

  • ¿Se tiene en cuenta que entre el público hay personas con inestabilidad emocional? ¿Se analiza como les afectará lo que verán, oirán o leerán?
  • ¿Lo que se divulga está contrastado con profesionales y demostrado científicamente?
  • ¿Se ha consultado la opinión con las fuentes más solventes: colegios oficiales, sociedades e instituciones científicas…?

¿Cómo sería una buena praxis del tratamiento de la información sobre la salud mental y la salud emocional?

Afortunadamente hay iniciativas de organizaciones, instituciones y entidades, que desarrollan campañas y proyectos directamente orientados a mejorar la divulgación en materia de Salud Emocional y Psicología en los medios de comunicación.

El Colegio Oficial de Psicólogos es especialmente sensible en este tema, y ha elaborado proyectos, campañas, guías e informes, y participado con otras relevantes organizaciones y medios de comunicación para avanzar y mejorar en esta cuestión.Organizaciones como la Confederación Salud Mental España, la Fundació Vila Casas, o FEAFES (Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Enfermos Mentales) han publicado guías e informes relativos a la información sobre salud mental en los medios de comunicación:

Información sobre Salud Mental en los medios de comunicación

«Con naturalidad». Publicación de Confederación Salud Mental España

“Esta recopìlación de fichas informativas ofrece distintos aspectos sobre los problemas de salud mental, tales como los conceptos trastorno mental y salud mental, los factores desencadenantes, necesidades personales y familiares, gestos de apoyo, igualdad de derechos y oportunidades, discriminación laboral, violencia y estigma, dobles discriminaciones, la salud mental en los centros penitenciarios, patología dual, ejemplos a rechazar sobre el tratamiento de la salud mental y propuestas de lenguaje, principalmente dirigido a medios de comunicación.”

Informe sobre comunicación en materia de salud mental

«La comunicación pública sobre la salud mental. Informe Quiral 2016». Publicación de Fundació Vila Casas

“El Informe Quiral es un estudio de investigación hecho conjuntamente con el Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad en el que se analiza la transmisión que los medios de comunicación realizan del conocimiento médico y de salud a la sociedad.”

Salud Mental y Medios de Comunicación

«Salud Mental y Medios de Comunicación. Guía de Estilo». Publicación de FEAFES

“Con esta guía pretendemos concienciar, informar, orientar y proporcionar recursos a los profesionales de los medios de comunicación para que puedan elaborar informaciones sobre la salud mental y su colectivo, que sean un reflejo real de lo que es la enfermedad mental, y para que las personas afectadas por una enfermedad mental reciban un tratamiento mediático justo y adecuado. Los medios de comunicación puede contribuir de manera eficaz a la sensibilización y concienciación de la sociedad.”

3 guías esenciales sobre cómo comunicar en los medios sobre temas de salud mental y emocional Clic para tuitear

Un interesante ejemplo de un espacio de televisión sobre salud mental

Quiero mencionar un ejemplo de buena praxis, un espacio de televisión que, desde mi punto de vista, trata la información sobre la salud mental con un enfoque muy acertado: el programa «Radio Gaga» de Movistar Plus, presentado por Quique Peinado y Manuel Burque.

En su primer capítulo se abordaron los trastornos de salud mental a través de testimonios de personas, poniendo nombre y apellido a estas enfermedades, contando historias reales, de personas reales con sus emociones, preocupaciones, inquietudes y expectativas. En todo momento se mantuvo un excelente tono de respeto, empatía y profesionalidad.

En este programa no participaron profesionales sanitarios frente a cámara, pero entiendo que en la labor de pre-producción si han participado, a la vista del rigor en la información que se ofrece.

El contenido del programa se centró en los pacientes y sus familiares, para sensibilizar, concienciar, permitir al espectador conocer lo que se siente al tener una enfermedad mental, mostrando sus logros, sus capacidades, su convivencia a nivel familiar, relaciones sociales, empleo y proyectos personales.

Uno de los testimonios que abordaron era especialmente revelador, porque comentaba que a causa de consumir drogas a una edad muy temprana, derivó en una enfermedad muy incapacitante como es la Esquizofrenia Paranoide. Esta información sobre la salud mental, por ejemplo, puede ayudar en las campañas de prevención del consumo de sustancias a muchos jóvenes.

No es sencillo realizar un programa de estas características, y en mi opinión, han superado el reto de un modo brillante.


El usuario final es la clave

El espectador, lector o usuario es el protagonista, es la pieza fundamental en este complejo engranaje relativo a la información sobre la salud mental y la salud emocional.

De la audiencia, de los usuarios, dependerá la suerte de un producto de comunicación. Es cierto que el criterio con el que se elige qué ver o disfrutar está muy “contaminado” por muchos factores culturales, sociales, psicológicos… pero, aun así, creo que está en nuestra mano demandar productos y medios de comunicación de mayor calidad, y conseguirlo.

El usuario ante la información sobre la salud mental

Os animo a:

  • Utilizar nuestro tiempo en ver, escuchar, leer medios de comunicación fiables, contrastados, informándonos de la fiabilidad de las fuentes que utilizan esos medios.
  • Seleccionar aquellos programas que cuenten entre sus comunicadores con profesionales especializados.
  • Si tienes dudas acerca de algún problema de salud, acude a un profesional, contrasta la información.
  • Si observas alguna irregularidad, comunícalo al medio pertinente, no permitas que otras personas puedan verse perjudicadas.
Es necesario fomentar información y conocimiento veraz que potencie la salud emocional Clic para tuitear

Como psicóloga sanitaria que trato a diario con personas con dificultades emocionales, siento la responsabilidad de insistir a los medios de comunicación, que tengan en cuenta al realizar su trabajo la vulnerabilidad emocional de muchas personas. Tenerlas en cuenta, respetarlas, comprenderlas y ayudarlas. Tal y como expresan eslóganes, como el de la Confederación de Salud Mental: “Soy como tú aunque aún no lo sepas”, creo que todos estamos implicados en el mismo objetivo: fomentar la información y el conocimiento veraz que facilite la salud emocional de las personas. ¿Puedo contar con vosotros?

Autora

Psicóloga Madrid. Marta de la FuenteMarta de la Fuente

Psicóloga Sanitaria en Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Habilidades Sociales y Asertividad. Directora del Área de Formación | Aula de Educación Emocional.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 10 • Nota Media: 5)