Consejos psicológicos para un teletrabajo saludable

Consejos psicológicos para un teletrabajo saludable

(Tiempo de lectura 7 minutos) Creo que nadie duda que el teletrabajo o trabajo remoto es la modalidad laboral del futuro. La situación que ha producido la actual pandemia, y la necesidad de mantener servicios y actividades profesionales en momentos de confinamiento o cuarentena, ha acelerado la implantación de esta fórmula de trabajo, propiciando que muchas compañías, aprovechando las nuevas tecnologías, modifiquen sus sistemas para que sus trabajadores y trabajadoras realicen su jornada laboral desde casa.

Aunque el teletrabajo supone un reto de adaptación digital y tecnológica para las empresas, no es menos importante, el notable esfuerzo que muchas personas han tenido que realizar para adaptarse a esta forma de trabajo. El teletrabajo tiene efectos muy distintos según las características psicosociales de la persona, su contexto familiar y social, o las habilidades para el uso de las tecnologías digitales; de tal modo, que puede constituir una oportunidad –para conciliar la vida familiar y flexibilizar la jornada laboral, por ejemplo– o suponer una fuente de estrés y ansiedad, al encontrarse con dificultades en la gestión del tiempo, la desconexión u otros factores de riesgo laboral derivados de las propias herramientas digitales. Es por este motivo que será fundamental tener en cuenta una serie de consejos para el teletrabajo.

Leer más
Cómo están cambiando nuestras emociones durante esta pandemia

Cómo están cambiando nuestras emociones durante esta pandemia

(Tiempo de lectura 8 minutos) El termómetro de las emociones o termómetro emocional es un recurso visual que, apoyándose en fotografías, ilustraciones, “emoticones” u otras imágenes, entrena la habilidad para identificar y definir las emociones.

En este momento tan especial en nuestras vidas –convivir con el COVID-19–, he recordado este recurso, el termómetro emocional, una técnica de gran utilidad en la educación emocional de niños y niñas, muy útil para iniciarles en el descubrimiento de las emociones y, a partir de ahí, en el aprendizaje de la expresión y la regulación emocional, un aprendizaje que, por otro lado, nos ocupará toda nuestra vida de adultos.

¿Por qué, en este momento, he recordado esta técnica, que sobre todo se utiliza en Psicología Infantil? ¿Estoy diciendo, de algún modo, que en este período de Pandemia, somos como niños o niñas ante las emociones que estamos sintiendo?

No, ni mucho menos, no somos niños o niñas. Todos tenemos recursos y experiencia para afrontar dificultades. Pero estamos viviendo una extraordinaria situación, completamente nueva a muchos niveles, y es normal que las emociones que sintamos nos desconcierten, no las acabemos de comprender, de reconocer, no sepamos identificarlas, expresarlas o regularlas. De algún modo esta situación de Pandemia, ante tantas y cambiantes emociones, nos está invitando a replantearnos nuestro estado emocional, a reconocernos de nuevo emocionalmente, a descubrir qué estamos sintiendo, a concretar por qué lo estamos sintiendo y cómo podemos expresarlo y manejarlo adecuadamente.

Leer más
Las 5 competencias emocionales esenciales

Las 5 competencias emocionales esenciales

(Tiempo de lectura 11 minutos) Te voy a pedir que pienses en situaciones que te han hecho sentir mal. Pero antes quiero preguntarte: ¿te consideras una persona con buenas competencias emocionales?

Seguro que en las últimas semanas has pasado por alguna experiencia desagradable. Alguien no ha acudido a una cita importante, no te has sentido capaz frente una dificultad, tu hijo ha reaccionado de forma inadecuada contigo, sientes que tu pareja está menos implicada en vuestra relación, alguien te ha dicho algo que has sentido injusto, te han rechazado en una entrevista de trabajo, te sientes desplazada por algunos amigos, no consigues controlar alguna cosa importantes que quieres cambiar…

¿Qué sentiste, con qué intensidad, cuánto tiempo se mantuvo el malestar provocado por la situación? ¿Te asustó sentirte mal? ¿Qué hiciste para dejar de sentir disgusto? ¿Qué hiciste para resolver la situación?

Tómate un momento antes de comenzar a leer este artículo, escribe las situaciones recientes que te han afectado e identifica los siguientes elementos:

  1. Situación (que pasó).
  2. Emoción (cómo te sentiste). Gestión Emocional.
  3. Pensamientos (qué ideas surgieron). Interpretación de los hechos y de las emociones que se sienten. Procesamiento de la información.
  4. Conducta (qué hiciste). Afrontamiento.

Con esta sencilla técnica observarás tus estados emocionales e identificarás tus limitaciones o fortalezas a la hora de afrontar lo que te sucede en tu día a día. Te permitirá reflexionar sobre qué aspectos influyen en tus experiencias emocionales, obteniendo información que tal vez hayas pasado por alto y propiciará el aprendizaje y la adaptación.

Leer más
La Aceptación: Orientando nuestro bienestar emocional

La Aceptación: Orientando nuestro bienestar emocional

(Tiempo de lectura 12 minutos) Carl G. Jung dijo: ”Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”. ¿Por qué, a veces, nos cuesta tanto aceptar la realidad? ¿Por qué seguimos dándole vueltas a aquello que escapa a nuestro control? La aceptación, al contrario de lo que pueda pensarse, no tiene por qué representar renuncia, abandono o resignación, puede expresar fortaleza personal: la flexibilidad y capacidad de adaptarnos a una realidad que no podemos controlar a nuestro antojo.

La aceptación es una herramienta esencial para nuestro desarrollo personal. Aceptar la realidad, aquello que no podemos cambiar, no es una actitud estática, es una decisión activa. Decidimos adaptarnos a las circunstancias adversas, en vez de quejarnos o regodearnos en la frustración, el enfado o la rumiación. Adaptarnos a la realidad mejora nuestro bienestar emocional. Al aceptar la adversidad, aprendemos de ella y también de nosotros y nosotras, descubrimos nuestros recursos, los mejoramos, nos transformamos, en definitiva, nos hacemos personas más resilientes con una mayor capacidad de autorregulación emocional.

Leer más

¿Cómo ser resiliente en tiempos del COVID-19?

(Tiempo de lectura 5 minutos) Marta de la Fuente, psicóloga sanitaria y psicooncóloga, experta en Gestión Emocional y Directora de nuestro Área de Formación y Educación en Bienestar Emocional, ha realizado un seminario online para la «Fundación Más que Ideas». El tema es cómo ser resilientes. La resiliencia, es un concepto que agrupa una serie de cualidades y recursos personales que nos permiten afrontar las dificultades o adversidades de un modo adaptativo y útil para nuestro crecimiento y aprendizaje vital.

La resiliencia es crucial en nuestra vida, y lo es, sin duda, en esta situación de confinamiento y de crisis sanitaria y social producida por la epidemia del Coronavirus, pero… ¿Cómo ser resilientes? Marta de la Fuente nos propone 12 técnicas para mejorar nuestra resiliencia.

Leer más
¿Por qué ser feliz cuando puedes estar bien?

¿Por qué ser feliz cuando puedes estar bien?

(Tiempo de lectura 6 minutos) ¿Eres feliz? Tal vez la respuesta más perspicaz a esta pregunta sea otra pregunta: ¿Qué es la felicidad?

La felicidad es un concepto emocional complejo y difícil de acotar, y lo es porque una de sus cualidades esenciales es la subjetividad. La misma realidad, vivida por dos personas diferentes, puede significar un momento feliz para una y triste o decepcionante para otra.

Leer más
¡Este año voy a cumplir mis objetivos! Prueba algo diferente para lograr un resultado diferente

¡Este año voy a cumplir mis objetivos! Prueba algo diferente para lograr un resultado diferente

(Tiempo de lectura 12 minutos) Icono vídeo sobre psicología
¡UN NUEVO VÍDEO EN EL ARTÍCULO!
Julia Vidal nos guía en este «paso a paso» para convertir los propósitos en planes y así hacerlos realidad

Seguro que ya tienes tus metas marcadas para este año, y te habrás dicho, ¡este año lo cumpliré! Pues quiero ayudarte a que lo consigas.

Es natural –y muy saludable– proponerse metas en la vida. Y lo hacemos más en determinados momentos: tras las vacaciones, en el inicio del mes y, por supuesto, al comienzo de un nuevo año. Este último es el momento “cumbre”. Se inicia una “nueva etapa”, y quieres “empezar bien desde el principio”.

Tener propósitos es necesario, pero no suficiente para alcanzar tus metas. Cumplir nuestros objetivos, no es fácil, las estadísticas indican que solemos abandonar nuestras metas, en casi el 80% de los casos, antes del mes de marzo.

Te propongo 3 pasos para alcanzar tus metas, una guía práctica y activa para empezar esta tarea. ¿Qué te parece probar una nueva estrategia? Dedícale 20 minutos de tu tiempo a cada uno de los 3 ejercicios de esta guía y estarás en el camino hacia el éxito. ¡Empecemos!

Busca un momento para ti, acomódate en un sitio acogedor, prepárate una infusión, ponte música agradable, si así lo deseas, y estrena tu mejor actitud para transformar tus propósitos en planes. Es muy probable que el año próximo puedas decirte: ¡Este año sí lo conseguí!

Leer más
Empieza el 2020 con estas 7 valiosas lecturas para tu crecimiento personal

Empieza el 2020 con estas 7 valiosas lecturas para tu crecimiento personal

(Tiempo de lectura 4 minutos) Con el objetivo de ofrecerte las técnicas, consejos y recomendaciones más valiosas y prácticas para mejorar tus recursos y habilidades psicológicas, hemos elegido 7 artículos publicados en nuestro Blog en el 2019.

Una selección que te enseñará útiles habilidades como: saber decir NO, aprender a actuar en vez de evitar, saber cómo no autoengañarse, reconocer los errores, entender la competitividad de una forma sana, gestionar nuestra tendencia al mal humor, o dejar de decir mentiras.

Si buscas empezar este nuevo año con unas provechosas lecturas sobre Bienestar Emocional, esto son los 7 mejores artículos del 2019 escritos con ese fin.

Leer más
Técnicas psicológicas para mejorar nuestra facultad de resolución de problemas

Técnicas psicológicas para mejorar nuestra facultad de resolución de problemas

(Tiempo de lectura 14 minutos) En muchas ocasiones, cuando pienso en el tema de este artículo: la solución de problemas, vienen a mi mente diversos ejemplos y modos de ilustrar estas situaciones. Sin embargo, la historia sobre el “nudo gordiano” me resulta especialmente apropiada. Esta expresión actualmente hace referencia a un problema que entraña una elevada dificultad para resolverse, un obstáculo muy difícil de salvar.

El término tiene su origen en Gordio, un labrador que llegó a ser rey de Frigia, lo que es hoy la Anatolia de Turquía. El rey Gordio, en homenaje a Zeus, ató a su templo la lanza y el yugo del carro con el que entró por primera vez en la ciudad. Y lo hizo con un nudo imposible de soltar: el nudo de Gordio, el “nudo gordiano”.

Cuando Alejandro Magno se apoderó de Frigia –y aquí llega la parte más interesante de la historia– conocedor de la leyenda popular, se enfrentó al nudo gordiano. ¿Y qué hizo? Pues se acercó al nudo, lo miró con serenidad… sacó su espada, y le asestó un tajo que cortó el nudo: ¡problema resuelto! Hoy, cuando se resuelve un problema demasiado complejo y se opta por una solución simple y eficaz, se habla de “cortar el nudo gordiano”.

Pero, ¿es adecuado dar una solución simple a un problema complejo? Esto mismo le reprocharon a Alejandro Magno, a lo que respondió: “Monta tanto, tanto monta” –frase cuyo origen atribuimos, erróneamente, a la época de los Reyes Católicos–, con lo que Alejandro Magno venía a decir: “He resuelto el problema, ¿o no?”. Hablamos de psicología y técnicas, en la resolución de problemas.

Leer más
¿Por qué nos es tan difícil reconocer los errores que cometemos?

¿Por qué nos es tan difícil reconocer los errores que cometemos?

(Tiempo de lectura 12 minutos) ¿Por qué tenemos esa rapidez y habilidad en detectar los errores de los demás y tan poca en reconocer los errores propios? Parece que nos falta tiempo en señalar los errores ajenos, quejarnos de ellos, incluso hacerlos públicos. ¿Será porque así nos sentimos mejores, superiores…?

Cuando vemos a una persona saltarse una norma, ¿acaso utilizamos la misma explicación o interpretación si cometemos la infracción nosotros o nosotras?

Es fácil identificar cosas que reprocharle a los demás, juzgarlos cuando se saltan las normas y nos afecta personalmente o se equivocan y nos fallan en algo. Ahora, cuando somos nosotros los que cometemos un error… ¿nos resulta igual de fácil aceptarlo y reconocerlo?

En lugar de reconocer los errores abiertamente y pedir disculpas, muchas personas tienden a justificarse y a buscar culpables. ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que nos hemos equivocado, con tranquilidad, responsabilidad y normalidad?

Leer más