152024Ene
Identificando el gaslighting: estrategias para «cortar» la manipulación

Identificando el gaslighting: estrategias para «cortar» la manipulación

(Tiempo de lectura 9 minutos)

En nuestras relaciones, personales, familiares o profesionales, en ocasiones nos afectan conductas que, aún siendo sutiles y poco visibles, suponen una forma de violencia psicológica que puede afectarnos gravemente, hablamos el gaslighting o “luz de gas”. Vamos a profundizar en esta forma de violencia y manipulación psicológica que, aún siendo de baja intensidad, puede dañar nuestra autoestima y deteriorar nuestra estabilidad emocional. Y vamos a proponer herramientas psicológicas para identificar, afrontar y superar los efectos del gaslighting. ¡Acompáñanos!

¿Qué es hacer luz de gas o gaslighting?

Qué es hacer luz de gas

Laura y David, en opinión de las personas más cercanas, tienen una buena relación de pareja. Pero David lleva un tiempo que se muestra inseguro, triste y desanimado.

Si prestamos más atención a la relación, observamos sutiles cambios.

Laura suele responder con desdén a los logros que comparte David, también desacredita sus opiniones y duda de la forma en la que interpreta y percibe la realidad.

Laura empieza a utilizar afirmaciones como: “Ya sabéis como es David, siempre ve la realidad que él quiere ver”. “Eres el único que opina de ese modo”. “Nadie está de acuerdo con tu punto de vista, por algo será”. O insiste en que David dijo o hizo cosas que él no recuerda que fueran tal y como Laura sostiene.

David, progresivamente, está perdiendo confianza en sí mismo, empieza a dudar de su percepción, de su valía, sintiéndose cada vez más confundido y aislado.

Esta historia ficticia bien podría representar una situación de gaslighting o luz de gas.

Hacer luz de gas podría definirse como un conjunto de comportamientos o conductas realizados por una persona y que van dirigidos a manipular la percepción de otra persona para que dude de las observaciones, apreciaciones e interpretaciones que hace de sus experiencias.

El gaslighting es un proceso que puede empezar de forma sutil y progresar a estadios más avanzados.

La persona que lo sufre empieza a dudar de sus apreciaciones, de sus recuerdos, de su propio criterio. Al disminuir su autoconfianza entra en un bucle que le hace más vulnerable, provocando mayores dudas e impulsando a la persona a aislarse y la consecuencia es que aumenta su fragilidad.

Más información en Psicología y Psiquiatría

¿Sabes cómo elevar tu autoconfianza? Te propongo el artículo: Las 6 aes de la Autoconfianza

Este concepto no es nuevo, se popularizó a través de la película Gaslight (“Luz que agoniza”) de 1944, y muchos años después, en 1969, Russell Barton y J. A. Whitehead empezaron a utilizar este concepto en el ámbito de la Psiquiatría en su artículo: The Gas-Light Phenomenon,en el que describen cómo personas trataban de hacer pasar a sus parejas y familiares por pacientes con graves patologías psíquicas.

Creando conciencia del gaslighting o luz de gas

Identificar el gaslighting

Ya hemos mencionado que el gaslighting suele aparecer de forma sutil, casi invisible, y avanzar hacia comportamientos más perjudiciales.

El gaslighting puede manifestarse en el ámbito de las relaciones personales, de pareja, y también en el ámbito laboral.

Es importante identificar y detectar los comportamientos en fases iniciales, en las que la persona puede poner en marcha estrategias y acciones para afrontar y reconducir la situación.

Hay que entender que la persona que ejerce acciones de gaslighting o luz de gas, también puede responder a mecanismos que parten de sus propias dificultades emocionales y que no sea verdaderamente consciente de su comportamiento y, sobre todo, de los efectos del mismo.

Por otro lado, el gaslighting se expresa de muy diferentes formas, y aunque tras todas ellas hay una acción de manipulación y condicionamiento de la percepción de la otra persona, el modo de ejercer esta acción puede tener una enorme variedad de tipologías.

No obstante hemos tratado de proponerte las más frecuentes, en forma de “lista de verificación de gaslighting”.

Por supuesto, esta lista es un ejercicio de autorreflexión, no es una herramienta profesional. Ante cualquier duda, siempre, conviene consultar con un o una profesional de la Psicología que analizará cada caso, aplicando las técnicas científicas y estudiando en detalle todos los aspectos y circunstancias que sean necesarios.

«En la oscuridad de la manipulación es dónde tenemos que tratar de encontrar la luz de nuestras convicciones». Analizamos el gaslighting o 'luz de gas' Clic para tuitear

Lista de verificación de gaslighting en las relaciones personales

Gaslighting en el ámbito personal

  • Tu pareja resta importancia constantemente a tus éxitos y logros, sugiriendo que no son significativos o dignos de celebración. Minimización de Logros.
  • Argumenta que ciertos eventos o conversaciones significativas nunca ocurrieron, haciendo que te cuestiones tu propia memoria. Negación de Eventos Pasados.
  • Invalida tus sentimientos, diciendo, por ejemplo, que estás exagerando o que eres demasiado sensible. Manipulación Emocional.
  • Te atribuye la responsabilidad de problemas o conflictos, incluso cuando claramente no eres el o la culpable, desviando la atención de sus propias acciones. Proyección de Culpa.
  • Constantemente desacredita tus opiniones, ideas o decisiones, haciéndote dudar de tu valía y capacidad de toma de decisiones. Desautorización Constante.
  • Siembra la duda sobre tus intenciones y motivaciones, sugiriendo que tus acciones tienen segundas intenciones negativas. Creación de Dudas sobre Intenciones.

Lista de verificación de gaslighting en el trabajo

Gaslighting en el ámbito laboral

  • Un compañero o una compañera de trabajo se acredita tus ideas o logros durante reuniones o presentaciones, haciéndote sentir insignificante en el equipo. Apropiación de Crédito.
  • Un compañero o una compañera desacredita sistemáticamente tu trabajo, minando tu confianza profesional y haciéndote sentir inseguridad. Desacreditación Constante.
  • Cambian repetidamente tus responsabilidades o expectativas laborales, y luego niegan haberlo hecho cuando intentas abordarlo. Manipulación de Expectativas.
  • Se te excluye deliberadamente de proyectos importantes o decisiones clave, y cuando lo señalas, te dicen que estás exagerando o siendo demasiado susceptible. Aislamiento Laboral.
  • Tus habilidades y competencias son constantemente cuestionadas o minimizadas, socavando tu confianza en tu valía profesional. Desvalorización de Habilidades.
  • Manipulan la información y las comunicaciones para hacerte parecer incompetente, generando confusión y desconfianza en tus capacidades. Distorsión de Comunicación.
¿Tratan de hacerte 'luz de gas'? ✅ LISTA DE VERIFICACIÓN para identificar si estás siendo víctima de gaslighting en el trabajo o en la pareja Clic para tuitear

Perfil de la persona que ejerce gaslighting

Cuando tratamos de mostrar estándares en el ámbito de la Psicología debemos tener en cuenta que cada caso es muy diferente, por lo que tenemos que ser muy cuidadosos al plantear “clichés” o “estereotipos” en esta y en cualquier otra cuestión relacionadas con el comportamiento o las tendencias de personalidad.

No obstante, los estudios realizados, por ejemplo, en la Universidad de Michigan: The Gaslighting Project, en el que se invitaron a las víctimas de este tipo de manipulación a contar sus experiencias para descubrir las dinámicas que se producen, nos han dado algunas referencias del perfil de la persona que ejerce acciones de luz de gas:

Descifrando el gaslighting o 'luz de gas': qué es, perfil de quien lo ejerce, estrategias de actuación Clic para tuitear

¿Tienes algo que preguntarnos?

Tal vez al leer sobre este contenido te han surgido dudas sobre cuestiones que te afectan más directamente
¡Consúltanos! En Área Humana tenemos especialistas en este tema y podremos darte información más específica para ti

8 Estrategias de afrontamiento y recuperación ante el gaslighting o luz de gas

8 estrategias frente al gaslighting

clic para amplicar

Os proponemos, desde la Psicología, las principales estrategias para fortalecer nuestra resiliencia y hacer frente a comportamientos de gaslighting.

1. Establecer Límites

Establecer límites claros, defender nuestros derechos, es esencial para preservar nuestro bienestar emocional. Definir lo que es aceptable y comunicarlo de manera clara y asertiva ayuda a prevenir estas conductas dirigidas hacia nuestra persona.

2. Desarrollar la Autoestima

Cultivar una autoestima sólida. Reconocer y celebrar los logros propios contribuye a contrarrestar las tácticas desvalorizadoras del gaslighting.

3. Autoafirmarse

La autoafirmación, la autoconfianza, fortalece la identidad personal. Recordar y reforzar los propios valores y capacidades ayuda a contrarrestar la manipulación emocional.

4. Cuidar nuestra Red de Apoyo

Contar con amistades, familiares y profesionales que constituyan nuestra Red de Apoyo brinda un respaldo crucial en los períodos de afrontamiento y de recuperación.

5. Desarrollar Habilidades Sociales

Saber decir no, la comunicación verbal y no verbal efectiva, las técnicas asertivas, saber expresar opiniones, saber gestionar las críticas o los halagos… todas estas habilidades sociales son claves para enfrentar el gaslighting, y lo más importante, son técnicas que pueden aprenderse y desarrollarse, para construir una personalidad resiliente ante la manipulación.

6. No evitar, actuar

Enfrentar activamente los desafíos es crucial. En lugar de evitar la realidad, confrontar y abordar la situación es un paso esencial para la recuperación.

7. Entrenar nuestras competencias emocionales

Desarrollar destrezas emocionales para afrontar la adversidad. Todos y todas podemos adquirir valiosas competencias emocionales para afrontar estas acciones de gaslighting, y también para otros desafíos en nuestra vida. La clave es elegir contenidos –cursos, plataformas, docentes…– especializados en la Educación Emocional basada en técnicas de Psicología avaladas por la ciencia.

El primer paso para no caer en estas dinámicas es identificar tu malestar, detectar de dónde viene y actuar. Esto es parte de la gestión de nuestras emociones.

8. Contar con profesionales de la Psicología

Hay ocasiones en las que las circunstancias, nuestros recursos personales, el momento vital o la complejidad de nuestra situación, hacen recomendable acudir a un psicólogo o psicóloga experta en gestión emocional, que tras una análisis de nuestro caso, nos va a orientar y dirigir en la estrategia específica más adecuada al caso y la persona, para afrontar y recuperarse de la situación de gaslighting.

8 estrategias desde la Psicología para afrontar el gaslighting o 'luz de gas' una forma sutil de manipulación emocional ante la que puedes sentir indefensión Clic para tuitear

Conclusión: Identificar y abordar el gaslighting en nuestra sociedad

El gaslighting o hacer luz de gas se manifiesta como una forma de manipulación psicológica o violencia psicológica de baja intensidad, pero no por ello de consecuencias menos graves.

Es fundamental educarnos sobre estos comportamientos, para identificarlos y prevenirlos, ya que suelen pasar desapercibidos hasta que avanzan a situaciones más intensas.

Al entender los signos y síntomas del gaslighting, podemos tomar medidas para contrarrestar su impacto emocional en nuestras vidas o en la de personas cercanas.

Ya sea en relaciones personales o profesionales, debemos establecer límites saludables, buscar apoyo y brindar apoyo a aquellas personas que sean víctimas de estos comportamientos.

Juntos y juntas, podemos crear un entorno en el que el gaslighting no tenga cabida, fomentando relaciones basadas en el respeto, la honestidad y la igualdad.

Más información en Psicología y Psiquiatría

Todos reconocemos un buen trato pero… ¿Reconocemos cuándo nos maltratan?

Y recuerda que, cuando lo creas necesario, siempre puedes contar con nosotros y nosotras, profesionales de la Psicología, que vamos a asesorarte y acompañarte en tu crecimiento emocional.

Editorial

Este artículo ha sido creado por el Equipo Editorial de Área Humana, dirigido por Julia Vidal. Todo su contenido –edición, texto e imágenes– tiene derechos de propiedad intelectual y no podrá ser reproducido sin el permiso expreso de Área Humana.
Han colaborado en el contenido:
Psicóloga Madrid. Julia VidalJulia Vidal

Psicóloga habilitada Sanitaria. Directora Clínica del Centro de Psicología en Madrid Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés, y Trastornos de la Conducta Alimentaria. Formadora en Resolución de Conflictos. Experta en Emociones y Salud.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 20 • Nota Media: 4.9)