92021Nov
¿Por qué nos sentimos inferiores a los demás? Comprendiendo la autoestima

¿Por qué nos sentimos inferiores a los demás? Comprendiendo la autoestima

(Tiempo de lectura 11 minutos)

Imagínate una casa del futuro. En la que siempre sintieras comodidad y seguridad, una casa que detectara y atendiera tus necesidades en cada momento, incluso, que fuera capaz de entenderte, escucharte y hacerte sentir una persona valiosa y capaz. ¿Y si te dijera que esa casa existe? Se llama autoestima.

Tu autoestima es el lugar donde vas a vivir toda tu vida, ese “hogar” que podría hacerte sentir seguridad, valoración, estímulo, afecto… bienestar, o también todo lo contrario, inseguridad, miedos, desmotivación, tristeza…

La autoestima es el “hogar” que tú vas a construir a lo largo de toda tu vida, y tú eliges cómo será: el mejor lugar en el que vivir o un lugar incómodo y desagradable.

Ya tenemos una primera afirmación sobre la autoestima: no es algo innato, no se nace con baja o alta autoestima, la autoestima se construye, pero ¿qué es la Autoestima? ¿Qué factores influyen en la Autoestima? Vamos a descubrirlo.

¿Qué es la autoestima?

¿Qué es la autoestima?

Seguro que has escuchado alguna vez frases como: “mi madre no se valora, tiene baja la autoestima”, o “tengo la autoestima por los suelos”. El término “autoestima” ha sido utilizado con mayor o menor acierto en multitud de situaciones y contextos, convirtiéndose en un término cotidiano y frecuente.

Autoconcepto, autoimagen, autovaloración o autoeficacia, constituyen otras formas de explicar el concepto del “yo” (self), que es la percepción y valoración de uno mismo o de una misma, tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

¿Te imaginas una casa en la que siempre sintieras comodidad y seguridad, una casa que detectara y atendiera tus necesidades? ¿Y si te dijera que existe? Esa casa es tu autoestima Clic para tuitear

Autoestima y auto-percepción

La Autoestima son las “gafas” con las que nos percibimos, es decir, los pensamientos, las imágenes, las ideas y los juicios que hacemos sobre nuestra forma de estar en el mundo.

Abraham Maslow, en su Teoría de la Auto-realización o Pirámide de necesidades básicas del ser humano, ya reflejó la importancia de tener una Autoestima adecuada para poder realizarnos como personas. Según su teoría, después de las necesidades fisiológicas, necesidades de seguridad y necesidades sociales, la necesidad de estima y reconocimiento es el siguiente escalón evolutivo.

Por tanto, para Maslow, la Autoestima es una necesidad básica o un deseo que todos tenemos, el ser aceptados y respetados por nosotros mismos y por los demás.

«La Autoestima son las ‘gafas’ con las que nos percibimos, los pensamientos, imágenes, ideas y juicios que hacemos sobre nuestra forma de estar en el mundo». Natalia Franco, psicóloga. Clic para tuitear

¿Qué factores influyen en autoestima?

¿Por qué unas personas se sienten inferiores a otras? ¿Por qué no nos valoramos adecuadamente? ¿Por qué en ocasiones nuestro autoconcepto es tan negativo?

Infografía sobre los factores en la autoestima

Clic para ampliar

Estos son los principales factores que determinan la autoestima.

Factores externos en la autoestima: Lo vivido

  • Las experiencias vividas o mi historia de aprendizaje. Todas aquellas situaciones que he ido experimentando a lo largo de la vida, desde la infancia hasta la edad adulta, van conformando la percepción que tenemos de nosotros mismos o de nosotras mismas: si hemos sido más o menos capaces, útiles o autónomos, si hemos sido aceptados o rechazados por los demás, si hemos dado y recibido afecto…

👉🏻 ¿Sabes qué es el apego y cómo afecta a nuestro autoconcepto?

Factores cognitivos en la autoestima: Mis creencias erróneas

  • Mis auto-diálogos. Lo que me digo. Cómo me hablo, qué tipo de pensamientos suelen aparecer a la hora de referirme a mí mismo. Puedo utilizar etiquetas negativas –soy tonto, soy un inútil, no valgo para esto–, o positivas –se me da bien, soy muy familiar, soy cariñosa–.
  • Las comparaciones injustas. Cuando tiendo a comparar una parte de mí que no me gusta con una parte del otro que sí me gusta, dejando al margen el resto de características personales. Es decir, realizo una comparación parcial o selectiva. Por ejemplo, si me comparo con alguien que es más alto sentiré inseguridad, pero si tengo en cuenta también otras características valiosas –puedo ser más fuerte, más resistente…– sentiré seguridad y confianza. O si me comparo con alguien que habla 5 idiomas y yo hablo 3 me sentiré inferior, pero si me comparo con la media española que suele hablar 2 idiomas, me sentiré superior a la media. En definitiva, nuestro autoconcepto tiene factores muy subjetivos, depende de dónde pongamos el listón.
  • El perfeccionismo y el exceso de autoexigencia. La sensación de “nunca ser suficiente” o esa necesidad constante de mejorar y hacer bien las cosas, sin aceptar nuestros fallos y errores, puede afectar a nuestra autoestima. Si nos proponemos objetivos poco realistas o excesivamente exigentes, sentiremos frustración y poca valía, generando una brecha entre “lo que quiero ser” y “lo que soy”. Así mismo, no darnos permiso para fallar o equivocarnos va a desencadenar un constante bucle de dudas y cuestionamiento.
  • Falta de metas y objetivos vitales. ¿Qué me motiva? Lo opuesto al perfeccionismo sería la falta de objetivos vitales y metas donde enfocarme. Este hecho puede generar una gran indefensión, desorientación vital e insatisfacción.
  • Atribuciones erróneas. Inadecuado estilo atribucional. A qué factores o causas atribuyo mis logros y éxitos, va a repercutir en la autopercepción. Si tiendo a realizar atribuciones externas, por ejemplo: –he aprobado el curso gracias al profesor–, o –tuve suerte en la entrevista de trabajo–, sentiré que mis logros son fruto del azar, y que mi intervención ha sido irrelevante, y en consecuencia, me veré incapaz de hacer frente a futuras situaciones adversas. Sin embargo, si tiendo a realizar atribuciones internas, es decir, relacionadas con mis propias capacidades, sentiré más preparación y seguridad, por ejemplo: –he hecho un adecuado y gran esfuerzo para encontrar este trabajo–, o –he conseguido encontrar un grupo de amigos gracias a mi iniciativa, me he movido mucho–.
  • La necesidad de aprobación o la tendencia a agradar a los demás. Cuando construimos nuestra autoestima –es decir, nos valoramos positiva o negativamente–, en función de las opiniones o reacciones de los demás. La necesidad de agradar a la otra persona es algo muy humano y adaptativo, puesto que somos seres sociales. Pero una elevada necesidad de agradar puede perjudicarnos y hacernos sentir inseguridad y vulnerabilidad, ya que nuestro autoconcepto depende de otra persona. La realidad nos dice que es imposible agradar a todo el mundo, puesto que todas las personas somos muy diferentes. Las críticas, los juicios, las opiniones o valoraciones distintas a las nuestras, forman parte de la variabilidad humana.
  • Los estereotipos sociales o estándares generalizados. Los cánones de belleza, por ejemplo, que nos marca la sociedad occidental tienden a unificar en un único estereotipo lo que es “bello” y lo que no lo es, provocando que todas las personas intenten asemejarse a dichos cánones que muchas veces son imposibles –o nada realistas–. No hay una única forma de belleza, ahí reside lo realmente bello. De ahí la importancia de desarrollar una actitud y pensamiento crítico que va a proteger nuestra autoestima.
  • La dependencia emocional y los mitos del amor romántico. El modo en el que vivimos las relaciones afectivas, los mitos del amor romántico y otros roles de género, pueden generarnos un déficit de autoestima.

Factores conductuales en la autoestima: afrontamiento inadecuado

  • Déficit de asertividad. No defender mis derechos, no poner límites o no saber decir “no”. Todo esto va a contribuir a una baja autoestima.
  • Evitar o posponer las situaciones problema, no tomar decisiones o procrastinar.
  • Un bajo autocuidado. Olvidarme de mí, no dedicarme tiempo, no proteger mis espacios individuales o mis hábitos de salud.
  • Aislamiento. No cuidar mis vínculos sociales de apoyo, permanecer inactivo.
¿Qué factores son decisivos en la construcción de nuestra autoestima? Conocer estos factores va a ser determinante, porque la autoestima se crea, no es innata o espontánea Clic para tuitear

Test de autoestima

Hay diferentes test de autoestima, que pueden darte información sobre su nivel, pero…

Identificar la calidad de tu autoestima y los factores que están influyendo y determinándola, siempre será un trabajo de análisis y valoración que deben realizar profesionales especialistas de la Psicología.

No obstante, siempre es útil realizar ejercicios de autorreflexión que nos ayuden a identificar aspectos que pueden ser útiles en nuestro crecimiento personal.

Test de autoestima


Este breve test no es un cuestionario clínico baremado o un test de los que utilizamos en la consulta. Es sólo una herramienta de autobservación, que esperamos que sea útil para permitirte valorar y reflexionar sobre el tema de nuestro artículo: la autoestima.

Recuerda que siempre es conveniente la consulta con un o una especialista cuando emociones o aspectos de nuestra conducta, personalidad o pensamiento, están interfiriendo en nuestro día a día.

Antes de empezar: ¿Cómo es tu Autoestima? ¿Cómo te ves a ti mismo o a ti misma? ¿Qué percepción tienes de ti? ¿Qué aspectos destacarías?

Ahora contrasta tu resultado con la Escala de Autoestima de Rosenberg (1965), en la que se basa este test.

Contesta con sinceridad cuál es tu grado de acuerdo –muy de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo o muy en desacuerdo– con las siguientes afirmaciones:

Si lo deseas puedes indicar tu e-mail haciendo clic en el botón “Enviar e-mail y ver resultados”, para poder recibir novedades y contenidos valiosos en el ámbito de la Psicología y la Salud Emocional. O bien hacer clic en “Saltar y ver resultados”. En el pie de página encontrarás un enlace a nuestra Política de Privacidad

¿Cómo mejorar la autoestima?

Modelo de autoestima

Conocerme – Aceptarme – Valorarme

Tú construyes tu autoestima.

Una adecuada autoestima puede traerte grandes beneficios personales. Aceptarte tal y como eres, perder el miedo excesivo a la crítica, aprender a tolerar tus errores, socializar sin tapujos, defender tus derechos y opiniones…, en definitiva sentirte como una persona plena.

Autoaceptación quiere decir que la persona se acepta a sí misma plenamente y sin condiciones, tanto si se comporta como si no se comporta inteligente, correcta o competentemente, y tanto si los demás le conceden como si no le conceden su aprobación, su respeto y su amor. (Albert Ellis).

3 pasos para construir tu autoestima. EJERCICIO PRÁCTICO

Cómo mejorar la autoestima

Autoestima → Conocerme
Aprender a describirme de una manera realista.
  • Escribe las cosas que te gustan y que no te gustan de ti –a nivel físico y personal– en las diferentes áreas de tu vida, tus valores, tus aptitudes, tus destrezas…, e intenta hacer una descripción lo más realista posible, equilibrando los dos lados de la balanza. –Se me da bien socializar y conocer gente, pero a veces me cierro con ciertas personas–, o –no me gustan mis piernas, pero me encantan mis ojos–.
  • Puedes preguntar a las personas de tu entorno cómo te ven –cómo te describirían– y cotejarlo con tu propia descripción
Autoestima → Aceptarme
Aceptar nuestras limitaciones, es decir, aceptarnos tal y como somos, perfectamente imperfectos.
  • Acepta tus errores. Haz una lista con errores o equivocaciones del pasado, piensa en cuáles fueron realmente importantes y cuáles no lo fueron. Piensa si pudieron ser útiles o servirte de utilidad para algo posterior
  • Piensa en una persona que conozcas que consideres que tiene una alta autoestima. ¿Ha cometido algún error en alguna ocasión? ¿Cómo lo ha manejado?
  • ¿Qué más cosas soy aparte de mis errores? Haz un diario de logros o éxitos, ve completándolo y reléelo de vez en cuando.
  • Ajusta tus expectativas y tus metas, que sean realistas y alcanzables, teniendo en cuenta tus fortalezas y tus limitaciones.
  • Repara tus errores, aprovecha la utilidad de tus emociones adaptativas (ej. la culpa). Reconocer tus fallos y cultivar valores como la honestidad o el perdón pueden ayudarte a crecer como persona.
  • No te compares con los demás, cada uno somos únicos y especiales
  • Acepta que no puedes agradar a todo el mundo, y eso está bien.
Autoestima → Valorarme
Hacer valer mis opiniones y mis ideas, atender a mis necesidades al mismo tiempo que atiendo a las de los demás, ser coherente conmigo, y en definitiva cuidarme.
  • Pon en marcha tus fortalezas con los demás. Puedes practicar escribiendo todos los días: –hoy me he gustado a mi mismo cuando…– o –me he sentido bien conmigo mismo cuando…–.
  • Toma decisiones conforme a tus propios criterios, no consultes siempre con tu entorno. Equivócate, aprende y crece como persona.
  • No pospongas los problemas, ten proactividad a la hora de resolver situaciones de conflicto.
  • Ponte retos, ¿qué harías si no tuvieras miedo?
  • Márcate objetivos y metas que te motiven, asegúrate de que son alcanzables.
  • Haz valer tus derechos, practica la asertividad y el decir “no” a cosas que no te apetezcan. Puedes preparar con anterioridad tus respuestas, escribirlas y ensayarlas. No pasa nada sientes nerviosismo o incomodidad al principio, una vez lo practiques verás el efecto que tiene en tu autoestima.
  • Respeta los derechos de los demás al mismo nivel que defiendes los tuyos propios.
  • Desarrolla tu pensamiento crítico, debate, dialoga, opina diferente ante temas que te interesen y abre tu mente a otras ideas.
  • Cuídate, dedícate tiempo, escucha tus emociones, pasa tiempo contigo a solas y ¡cuida cómo te hablas a ti!

👉🏻 10 consejos, un e-book y un test, para mejorar tu Bienestar Emocional.

La autoestima es un logro, una construcción, un camino. Natalia Franco, psicóloga experta en gestión emocional, nos explica los 3 pasos para trabajar psicológicamente la autoestima Clic para tuitear

Conclusión

La autoestima, el autoconcepto, quererse a uno mismo o a una misma, no sentir que se es inferior a los demás… son diferentes formas de expresar la relación que tenemos con nosotros mismos, una relación que, como todas las relaciones en la vida, necesita atención, cuidado y mucho esfuerzo. Lo que diferencia a esta “relación” de otras, es que esta relación contigo, es ineludible, es para siempre.

Como decíamos al principio, la autoestima es el “hogar” que tú habrás construido y en el que vas a habitar el resto de tu vida, por eso, todo el esfuerzo que realices en llenarlo de ánimo, esperanza, estímulo, satisfacción, aceptación, gratitud… bienestar en definitiva, será un esfuerzo que merecerá la pena.

Como he querido explicarte, la autoestima es, tal vez, uno de los logros más importantes que alcanzamos en nuestra vida, y no es un logro sencillo, en ocasiones va a necesitar de información y de orientación. Cuenta con las psicólogas y psicólogos, tenemos el conocimiento, las técnicas y las estrategias que nuestra ciencia, la Psicología, pone a nuestro alcance para avanzar en tus metas, a veces tan deseables y valiosas como tener una buena autoestima.

¿Se nace con buena o mala autoestima? No. La autoestima se construye. En este artículo te explicamos cómo trabajar psicológicamente la autoestima Clic para tuitear

Autora

Psicóloga Madrid Natalia FrancoNatalia Franco

Psicóloga Sanitaria. Especialista en intervención clínica. Experta en desórdenes emocionales.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana
Recuerda que el contenido de este artículo es información, y aun siendo científico y riguroso y estar elaborado por un equipo de expertos y expertas, tiene un carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizado o interpretado como diagnóstico psicológico o médico. En el ámbito de la Salud son fundamentales los especialistas y profesionales acreditados que siempre valorarán las características individuales de cada persona.

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 7 • Nota Media: 5)