Narcisismo. No ver más allá de nuestro reflejo

Narcisismo. No ver más allá de nuestro reflejo

(Tiempo de lectura 13 minutos)

Creo que todos estamos familiarizados con el término narcisismo. Y seguro que reconoces a algún amigo, amiga, conocido o famoso, al que le aplicarías ese calificativo: “Es un narcisista”. Lo curioso es que, en muy pocas ocasiones, ese calificativo nos lo aplicaríamos a nosotros o a nosotras mismas.

El mayor problema cuando hablamos de narcisismo, es la falta de auto consciencia. Las personas con esta personalidad no suelen saber precisar e identificar sus propios rasgos narcisistas. Y lo que es aún más importante, son poco o nada conscientes de las consecuencias que estos rasgos tienen en su vida.

Aunque la palabra narcisismo inmediatamente nos lleva al mito de Narciso: el apuesto joven que se enamora de su reflejo en el agua, y que termina ahogándose en esa misma agua, no todas las personas sabrían responder a algunas preguntas sobre el narcisismo: ¿Cuáles son los principales rasgos narcisistas? ¿Por qué no se es consciente de los propios rasgos narcisistas? ¿Es lo mismo el narcisismo que la alta autoestima? ¿Cuándo podemos estar hablando de un trastorno de la personalidad narcisista?

Empecemos por el principio…

¿Qué significa ser narcisista?

¿Vivimos en una sociedad narcisista?

Vivimos en una sociedad narcisista

Vivimos en unos tiempos que fomentan y potencian ciertas cualidades y características propias de las personalidades narcisistas. El médico y psicoterapeuta estadounidense Alexander Lowen valoró al narcisismo en el propio título de uno de sus libros: «El narcisismo: la enfermedad de nuestro tiempo» (2002).

Y en la actualidad, sólo hay que darse una vuelta por las redes sociales o visitar las páginas de «influencers» o «instagramers» famosos, peleando por millones de seguidores, para darnos cuenta que conceptos como «narcisismo» , «egocentrismo» o «egolatría», están muy de actualidad.

Como decía al principio, las personas narcisistas tienen una escasa percepción de sus propios rasgos de personalidad, y un contexto que exalta los signos de belleza, riqueza, prestigio o poder, no es el mejor ambiente para invitar a la reflexión y ayudar a identificar estas tendencias de la personalidad.

Podríamos decir que la sociedad actual contribuye a que muchas personas narcisistas sean funcionales, en especial para ellas mismas, aunque su entorno si se vea afectado, porque este estilo de personalidad se expresa a menudo con falta de empatía, egocentrismo, soberbia, manipulación, crueldad o ira.

Más información en Psicología y Psiquiatría

¿Quieres saber qué es la empatía? | «Empatía: ¿Seguro que la tienes?»
¿Crees que somos una sociedad narcisista? Alexander Lowen, autor de «El narcisismo: la enfermedad de nuestro tiempo», así lo creía. Hablamos de la personalidad narcisista Clic para tuitear

Las relaciones sociales de las persona narcisistas

Las personas narcisistas suelen pensar que el problema está en los demás, las emociones displacenteras que sienten son consecuencia de algo que los otros no están haciendo bien, o de algo que los demás no les proporcionan –y a lo que tienen derecho–. Son los demás quienes cometen errores, tienen problemas o son ineficaces.

Según el experto psicólogo Theodore Millon, las personas narcisistas tendrían hiperdesarrolladas la auto exaltación y la competitividad, e infradesarrolladas el compartir y la identificación grupal.

Hacen verdaderos malabarismos para manifestar su valía, para validar su opinión o su sentir. Esto les lleva a moverse en los límites entre la verdad y la mentira: exageran sus logros, se inventan datos, historias… engrandecen algo que hayan hecho, o abalan sus opiniones con referencias inexactas o definitivamente falsas. Creen firmemente que están en un estatus de valor superior, y esta creencia les lleva a manipular o mentir con convicción y sin demasiado pudor.

Aunque en general las personas narcisistas pueden resultar encantadores e incluso deslumbrantes al principio de las relaciones, no son capaces de mantener esta imagen, que les requiere un enorme esfuerzo de exhibición y de autocontrol.

En algunos casos terminan evitando las relaciones por el excesivo desgaste que produce ser siempre una persona tan fascinante y segura. Y temen no ser capaces de mantener “la magia” que les caracteriza, y que los demás terminen por descubrir sus “ocultas” debilidades.

Las dificultades sociales de las personas narcisistas tienen su origen en miedos como el miedo al fracaso, el miedo al rechazo, o el miedo a decepcionar. Estos miedos hace que se debatan entre momentos de una altísima autoestima y otros de muy baja autoestima.

El narcisismo necesita de los otros. Para la persona narcisista los demás son el espejo en el que ven reflejada su “brillante” imagen. Demandan de ellos: atención, admiración, interés… De ahí que en Psicología hablemos en algunos casos del narcisismo dependiente. Necesitan a los demás para alimentar su narcisismo, pero si no reciben exactamente lo que necesitan, se muestran críticos, enfadados y tienden a aislarse. En esa soledad, no pueden alimentar sus necesidades y vuelven a salir de su aislamiento haciendo nuevas amistades, cambiando de entorno –incluso de trabajo–, nuevamente aprovechan sus habilidades de seducción, pero al poco tiempo vuelven de nuevo a tener dificultades y vuelta a empezar el ciclo.

Este ciclo puede hacerse cada vez más agotador, provocando que la persona narcisista termine tendiendo al aislamiento. El narcisismo y el miedo a lo social son dos esferas del comportamiento que pueden estar muy cerca y alternarse en la persona narcisista.

Más información en Psicología y Psiquiatría

Hemos utilizado el término “personalidad” pero… | ¿Sabes qué es la personalidad?

¿Cómo identificar a una persona narcisista?

Identificar al narcisista

Hasta aquí hemos hablado de los aspectos más significativos de la personalidad narcisista que, fundamentalmente, se relacionan con el estilo de interacción social y las motivaciones o necesidades que se hallan tras este estilo.

Pero, la personalidad narcisista se manifiesta con diversos grados y variables, e intervienen diversos factores psicológicos y emocionales.

En Psicología somos muy sensibles a expresiones como “normal” o “patológico”. El motivo de un artículo como este es invitar a la reflexión y lograr identificar tendencias que puedan estar generando dificultades y malestar en nuestra vida, tanto para nosotros, como para nuestro entorno.

La diferencia entre una tendencia y un trastorno a veces es sólo cuestión de tiempo, una tendencia puede, con el tiempo, convertirse en un trastorno.

En el narcisismo sucede así, puede ser sólo una tendencia o algunos rasgos que apuntan en una dirección. Incluso en cierto grado, el narcisismo, entendido como autoconfianza o autoafirmación, puede ser una cualidad valiosa. Pero conviene trabajar el autoconocimiento para prevenir, matizar, cambiar de dirección… en definitiva, aprender y mejorar.

Veamos algunos ejemplos, conductas o comportamientos que podrían apuntar hacia una personalidad narcisista. (En este tipo de esquemas, simplificamos para ser más didácticos).

Más información en Psicología y Psiquiatría

La autoconfianza y el narcisismo no son lo mismo | «Las 6 aes de la autoconfianza»
En el origen de la personalidad narcisista suele haber dificultades emocionales: miedos, problemas de autoestima, necesidad de aceptación, carencias en las habilidades sociales, dependencia o perfeccionismo Clic para tuitear

6 características que identifican a una persona narcisista

Infografía identificar al narcisista

Clic para ampliar

  1. Las personas narcisistas no muestran empatía. Se mantienen concentradas en sí mismas. Pretenden ser el eje sobre el que gira todo, lo que hace que no sean capaces de percibir las emociones, las necesidades o los problemas de los demás. Este estilo, a fuerza de repetirlo genera un verdadero muro emocional frente a los otros. Las personas narcisistas no son capaces de salir de su egocentrismo, expresar emociones sinceras y, por supuesto, identificar las emociones de los demás o ponerse en la situación del otro.
  2. La comunicación tiende a ser unidireccional. Digamos que las personas narcisistas sólo se escuchan a si mismas. El objetivo de una conversación es demostrar su valor y conocimiento, con lo que sólo escuchan para preparar la respuesta más brillante y que les permita “ganar” la confrontación, que es cómo suelen terminar las diferencias de opinión con una persona con tendencia narcisista.
  3. No aceptan las críticas. Expresan una elevada hostilidad hacia la más mínima valoración de ellas que no sea positiva y admirativa.
  4. Son personas con tendencia controladora y manipuladora. La necesidad de permanecer en la “cúspide”, por encima de los demás, hace que pongan en práctica todos los mecanismos a su alcance para lograr esa posición predominante. De ahí que tiendan a controlar a los demás, a instrumentalizarlos, a manipularlos para que cumplan con sus fines y objetivos.
  5. Las personas narcisistas tienden a mostrarse crueles y soberbias. Para lograr su posición preponderante en el grupo social, pueden llegar a menospreciar, tratar con desdén, incluso humillar a quienes le puedan “hacer sombra”.
  6. Tienen un autoconcepto fantasioso e inflado. Las personas narcisistas tienden a ser arrogantes y prepotentes. Se consideran de una categoría superior. Y establecen relaciones muy jerárquicas. Si no eres de su “selecto grupo” no tienes relevancia para ellas, salvo ser parte del grupo de sus admiradores.
Suele ser el entorno social el que con más claridad detecta las tendencias narcisistas de una persona. Le preguntamos a la psicóloga: ¿Cuáles son los principales rasgos que identifican a la persona narcisista? Clic para tuitear

Test sobre la personalidad narcisista


Este test no es un cuestionario o test clínico de los que usamos en el Centro en consulta. Es un "recurso" que nos invita a reflexionar sobre los rasgos de personalidad narcisista que podríamos poseer.

Antes de empezar, recuerda que para que este test tenga alguna utilidad para ti tendrías que responder con la mayor sinceridad ¿Crees qué compartes muchos de los rasgos de una personalidad narcisista? ¿En qué grado?

Vamos a comprobarlo…


* El test se ha elaborado siguiendo el cuestionario utilizado en el siguiente estudio: TRECHERA, J., & MILLÁN VÁSQUEZ DE LA TORRE, G., & FERNÁNDEZ MORALES, E. (2008). ESTUDIO EMPÍRICO DEL TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD (TNP). Acta Colombiana de Psicología, 11 (2), 25-36.

Si lo deseas puedes indicar tu e-mail haciendo clic en el botón “Enviar e-mail y ver resultados”, para poder recibir novedades y contenidos valiosos en el ámbito de la Psicología y la Salud Emocional. O bien hacer clic en “Saltar y ver resultados”. En el pie de página encontrarás un enlace a nuestra Política de Privacidad

¿Hay diferentes tipos de narcisismo?

Los rasgos narcisistas son una respuesta a diferentes componentes o aspectos de nuestra personalidad. Tras estos rasgos podemos encontrar diversas dificultades que interactúan y se combinan entre si:

Tal vez lo que nos permite crear dos grupos son las consecuencias para la persona y su entorno, que tienen los rasgos narcisistas. Según esto podrías diferenciar:

  1. Narcisismo funcional. Aquel en el que la persona mantiene sus rasgos con una intensidad y frecuencia ajustadas a su entorno, de modo que no supone un perjuicio significativo para los demás. Esta situación requiere de un gran equilibrio en diversos factores. Algunas personas narcisistas son capaces de mantener este estatus, al no generar daños hacia si mismas o hacia los otros.
  2. Narcisismo patológico. Podríamos hablar en este caso del Trastorno de Personalidad Narcisista (como define el manual diagnóstico y estadístico DSM V), en el cual los rasgos narcisistas tienen una interferencia elevada en la vida de la persona y de su entorno. Se producen daños y dificultades emocionales, muy evidentes para el entorno, que se ve afectado por la crueldad o la falta de empatía de la persona narcisista. Los daños personales van socavando la salud emocional y física de la persona con estos rasgos disfuncionales.
La personalidad narcisista puede mantenerse en unos niveles que la hacen funcional, pero también puede evolucionar hacia estadios más patológicos y generar dificultades para la propia persona y para su entorno Clic para tuitear

4 Consecuencias del narcisismo

Consecuencias de la personalidad narcisista

1. Dificultades de adaptación: en el ámbito laboral, en la pareja,… y en general ante cualquier entorno.

  • Una persona con estos rasgos puede sentir enfado o rabia por no sentirse valorado en el trabajo, demandando un trato diferencial con respecto al resto de los compañeros
  • Puede no saber acatar adecuadamente las instrucciones o comentarios de un jefe y no adaptarse a la jerarquía de la empresa.
  • Puede pensar que los demás son peores o poco válidos, no delegar tareas o asignarse roles de liderazgo que no le corresponden.
  • En la pareja suelen culpar al otro si no obtienen lo que necesitan, mostrándose muy exigentes. Pueden llegar a la ira o a perder el control verbal, aunque luego expresen el arrepentimiento más sentido.
  • En las parejas las personalidades narcisistas pueden generar un estado de alerta y temor, por sus reproches o sus reacciones. Y también condicionan las relaciones de la pareja con otras personas por los conflictos de comunicación que generan estas personalidades.

2. Falta de vinculación afectiva o de apoyo social, por las dificultades a la hora de mantener relaciones sanas y recíprocas.

  • Una persona que piensa que los demás tendrían que tratarle de manera especial, va a ser muy selectivo en cuanto a las personas con las que se relaciona –sólo con gente de su nivel de inteligencia, su status social…–, estableciendo vínculos sociales muy superficiales, de poca profundidad, que no provocan una sensación de apoyo y seguridad real, generando sentimientos de soledad o de no pertenencia.
  • La falta de empatía va a producir rechazo en los demás, considerando a la persona narcisista como alguien egoísta y egocéntrico –esto también afecta a las relaciones de pareja–. Por ejemplo, una persona que está constantemente hablando de sí misma y de su visión de las cosas sin escuchar al otro, exigiendo plena atención a su discurso –no llevar bien el no ser escuchado o no ser el centro de atención–.

3. Baja tolerancia a la frustración, cuando las cosas no salen como uno querría.

  • Una persona que no resulta elegida o seleccionada entre otros como esperaba –en un equipo de trabajo o a la hora de planear una actividad social– y atribuye el resultado negativo a factores externos, ajenos a su persona: “No contaron conmigo porque imaginaron que tenía mucho trabajo ese día, saben que tengo un puesto de mucha responsabilidad”.

4. Bajo autocontrol de impulsos o respuestas de ira y enfado excesivo, así como dificultad para hacer y recibir críticas (y en general dificultades de comunicación asertiva).

  • Una persona que recibe un comentario negativo de algún amigo o compañero y reacciona contraatacando, en vez de intentar escuchar el contenido del mensaje.
  • Y en general, la presencia de sintomatología ansioso-depresiva –como consecuencia de inseguridad, miedos, tristeza excesiva…–
Hay 4 dificultades esenciales que se asocian a una personalidad narcisista. Lo curioso es que la propia persona narcisista es la menos consciente de esas dificultades ¿Quieres conocerlas? Clic para tuitear

¿Cómo ajustar y flexibilizar los rasgos narcisistas?

Las personas con tendencia narcisista que tienen dificultades con su entorno y viven estos rasgos con un elevado malestar, son las que buscan ayuda, ya que cuando el narcisismo es “funcional”, la persona no percibe ningún problema, o atribuye las dificultades y el malestar a los defectos o limitaciones de los demás.

En el primer caso –también denominado narcisismo defensivo–, la persona con dichos rasgos disfuncionales, suele reconocer que necesita realizar cambios o mejoras en su vida cuando, al haber experimentado dificultades en áreas vitales –trabajo, pareja, relaciones sociales…– Empieza a comprender que no es posible que “todo el mundo” esté equivocado.

La terapia cognitivo conductual es definitiva para trabajar la flexibilización de los rasgos de funcionamiento narcisista, en sus distintos niveles de respuesta.

  • Identificar y modificar los pensamientos o interpretaciones erróneas sobre uno mismo, sobre los demás y sobre el entorno (cuestionamiento de creencias, ajuste de autoconcepto y de expectativas, etc.)
  • Trabajar en identificación y regulación emocional (tolerar mejor la frustración, manejo de ansiedad, la envidia, control de impulsos, etc.)
  • Entrenar habilidades interpersonales y/o de comunicación (desarrollo de empatía, ajuste de lenguaje verbal y no verbal, entrenamiento en asertividad, etc.)
Infografía consecuencias de la personalidad narcisista

Clic para ampliar

Conclusiones

Soluciones para la persona narcisista

Es importante destacar que las personas narcisistas son las que sufren en primer lugar las consecuencias de su personalidad. Viven un intenso malestar, debatiéndose constantemente entre la admiración y el rechazo de los demás, y la insoportable percepción de falta de control.

Para poder avanzar en este problema tenemos que conocer más sobre él, hablar y comprender mejor su naturaleza.

La gran dificultad en quien padece problemas por una personalidad narcisista, es la falta de auto consciencia, algo que dificulta el cambio. Incluso cuando se es consciente, se alberga un gran miedo a cambiar o por ejemplo, miedo a convertirse en una persona “mediocre”.

Una forma de abordarlo es desde el entorno, que son los que también sufren las consecuencias.

Entender la personalidad narcisista, su funcionamiento, sus reacciones, sus posibles manipulaciones – también sus necesidades– y tener una comunicación y una respuesta asertiva –por ejemplo, saber decir no a las personas narcisistas–, puede ser un modo de generar reflexión y cambios en estas personas.

Puede que te hayas sentido identificado o identificada con algunas de las tendencias que he explicado en este artículo. Recuerda que hay diferentes grados y estilos en la personalidad narcisista. Lo importantes es reflexionar e identificar si estas tendencias existen y están ocasionando dificultades en tu vida.

Merece la pena conocerse más y mejor, comprender tu funcionamiento emocional. Es tu decisión, sé consciente de que puedes cambiar todo aquello que dificulte o limite alcanzar tu plenitud y bienestar. No es sólo lo que somos, sino lo que podemos llegar a ser.

Autoras

Psicóloga Madrid Natalia FrancoNatalia Franco

Psicóloga Sanitaria. Especialista en intervención clínica. Experta en desórdenes emocionales.

Psicóloga Madrid. Julia VidalJulia Vidal

Psicóloga habilitada Sanitaria. Directora del Centro de Psicología en Madrid Área Humana. Especialista en Ansiedad y Estrés. Experta en Emociones y Salud.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 15 • Nota Media: 4.5)