52015Dic
Con mi edad y no he logrado una relación estable ¿Se puede ser feliz sin pareja?

Con mi edad y no he logrado una relación estable ¿Se puede ser feliz sin pareja?

Ser feliz sin pareja … Casi estamos en plenas fiestas navideñas, y no hay duda que el “cliché” en el que insiste la publicidad en estos días es alguien con familia, amigos y amigas y por supuesto… pareja. ¡Pero si hasta el anuncio de esta Navidad retrata a un entrañable hombre que inspira ternura –y no menos compasión– sobretodo por su soledad! –Aunque viendo el sutil guiño del anuncio en el que una de las mujeres parece estar muy interesada en él, seguramente pronto dejará de ser un “solitario”–. Y es aquí, en relación al hecho de estar sin pareja, donde surgen las preguntas: ¿Puedo ser feliz? ¿Se tiene algún problema emocional cuando no has logrado una relación estable? En definitiva … ¿Eres defectuoso o defectuosa por ser “single”?

La gran pregunta: ¿Se puede ser feliz sin pareja?

Cuando tienes “una edad” –digamos que “taitantos”– y no tienes pareja, empiezas a sentir cierto malestar e intranquilidad sobre este tema. ¿Qué significa ésta alerta que te envían tus emociones?

Es probable que esta alerta esté cuestionando si vas a poder satisfacer tus necesidades más importantes como persona, si vas a lograr ser feliz sin pareja.

Pero, ¿cuáles son las necesidades básicas de las personas?. Maslow describió hace tiempo con su conocida “pirámide”, lo que aún sigue siendo una de las propuestas más asentadas. Lo hizo nada menos que en 1943 en su obra “A Theory of Human Motivation”.

Pirámide de Maslow | Ser feliz sin pareja

Pirámide de Maslow

En esta pirámide de necesidades humanas, son tan ciertas las necesidades fisiológicas –respirar, comer o alimentarse– y de seguridad, como las de orden psicológico: afiliación, reconocimiento o autorrealización. E igualmente, según Maslow, es difícil avanzar y cubrir necesidades de un estadio superior, si no has cubierto antes las del estadio inferior. De lo que él mismo expone en su obra, podríamos sugerir “…echa un vistazo, y si tener cubierta tu necesidad de reconocimiento no te está llegando para tener una buena vida, quizás es porque otras necesidades más básicas aún están por cubrir”.

Parémonos en la afiliación –amistad, afecto, intimidad sexual– ¿Quiere decir que si no cubro estas necesidades no puedo avanzar hacia un estadio superior de reconocimiento y autorrealización?. O lo que se deduce ¿Sin pareja no avanzo como persona? ¿Puedo ser feliz sin pareja?.

La pareja, o mejor expresado, una saludable relación de pareja puede facilitar que sean satisfechas estas necesidades emocionales (amistad, afecto, intimidad sexual), incluso puede ayudar en necesidades como la alimentación, seguridad física, salud, confianza, respeto… Pero la cuestión es, ¿cuando no se tiene pareja, estas necesidades quedan sin cubrir?.

En la sociedad actual conviven con naturalidad diferentes modelos de vida. En relación a uno de ellos, “vivir sin pareja”, los datos estiman que en España, el número de solteros o solteras mayores de 25 años en 2013 fue 2 millones superior al que había en 2005, que uno de cada cuatro hogares son unipersonales, y que las parejas estables españolas que formalizan su relación, cada vez tienen menos prisa en hacerlo. La ciudad con más número de “singles” es Madrid, con 1 millón aproximadamente de hombres y mujeres de entre 25 y 65 años, solteros y solteras, que supone un 20% de la población. (Datos obtenidos del Instituto Nacional de Estadística). Vemos que hay más proporción de personas con pareja estable o casados, pero la tendencia indica que este grupo está disminuyendo y el grupo de solteros y solteras está aumentando.

Nos encontramos que cada vez más, se están configurando el modelo “vivir sin pareja de un modo estable” como una alternativa natural y no como una situación transitoria o deficitaria, cada vez más personas opinan que se puede ser feliz sin pareja. Eso plantea dos puntos de vista.

A favor de estar sin pareja

Hoy en día ser single no es una consecuencia de algún tipo de “tara” como se solía pensar, llámese ésta “miedo al compromiso” o “ser demasiado exigente” u otras muchas. Ser “single” es una opción que eliges voluntariamente, decidiendo cubrir tus necesidades como persona de otro modo. Luego no es cierto que no sea posible ser feliz sin pareja, muy al contrario, para algunos profesionales “vivir solo o sola es un signo de éxito y distinción”. De hecho los “solos” o “solas” ejercen un papel de dinamizadores en los centros de algunas ciudades, incluso “vivir solo o sola se relaciona con valores de la modernidad: libertad, control personal o realización”. Si no, recordemos la serie “Sexo en Nueva York” que retrata este modelo de vida.

En contra de estar sin pareja

En esta opción se argumenta que a pesar de que el movimiento “single” esté muy de moda y sea muy “cool”, la insistencia en organizar actividades para conocerse, pasarlo bien y disfrutar de “la vida sin pareja” ¿no son estas quedadas “single” compensaciones a estas carencias?.

Cuando se llega a cierta edad –los “taitantos”–, los hombres y mujeres que no tienen pareja estable, sin duda se debaten en esta cuestión ¿se puede ser feliz sin pareja?, y probablemente un día estarán en un grupo y otro día en otro. Si estás hoy en el día en el que desearías estar con pareja, estarás sintiendo emociones de inseguridad, tristeza o ansiedad, al pensar no voy a poder tener una vida plena y satisfacer todas mis necesidades emocionales si no encuentro a esa persona que…, si no tengo a alguien a mi lado, no seré feliz. Estos mensajes que te envían tus emociones, como casi siempre, pueden ser en parte ciertos y en parte falsos. Mi consejo ante estos pensamientos es “ponlos en cuestión”. Algo que estamos sintiendo como real no tiene por qué serlo, o al menos, no tiene por qué serlo plenamente.

El verdadero objetivo somos nosotros

¿Se puede ser feliz sin pareja?

Satisfacer las necesidades emocionales, ser feliz, sentirse bien… no depende de tener o no pareja. De hecho el sentimiento de soledad no deseada se tiene en muchas ocasiones, incluso con mayor intensidad, viviendo en pareja. De igual modo hay relaciones de pareja basadas en la “dependencia” que no son nada saludables y no son ni mucho menos, la expresión de equilibrio emocional o libertad –el próximo artículo que publicaré, y que ya tengo escrito, será «¿Soy una persona dependiente?»–

Una relación de pareja saludable es, entre otras muchas cosas, un vínculo en el que se tiene “el deseo de que la otra persona esté bien y se desarrolle con independencia y plenitud” y eso, bien gestionado, puede llegar a satisfacer muchas de las necesidades que tenemos como personas –no todas–. Pero sin duda, es el individuo “pieza” fundamental en esta construcción que es la pareja, y también lo es cuando decidimos vivir sin pareja. Por eso, bien sea una decisión, o bien no haya llegado aun la persona con la que hayamos decidido compartir nuestra vida, preocupémonos de nosotros, de crecer y desarrollar nuestros recursos y habilidades emocionales, porque eso será lo que nos va a acompañar toda la vida, con pareja o sin ella.

¿Y tu qué opinas?. ¿En que grupo estás, a favor de vivir sin pareja o de vivir en pareja?

Autor

Psicólogos Madrid José SerranoJosé Serrano

Psicólogo Sanitario. Especialista en Psicología Clínica. Experto en trastornos del estado de ánimo, estrés y ansiedad.

Ponte en contacto con nosotrosEstamos a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees hacernos | Psicólogos Madrid Centro de Psicología Área Humana

Puntúa y comparte

¿Crees que esta información puede ser útil a tus seguidores en las Redes Sociales? A continuación puedes añadir tu valoración y compartir este artículo. Podremos aprender mucho entre todos.
(Número de votos: 3 • Nota Media: 4.3)